El síndrome de despoblamiento de las abejas provoca la desaparición en Andalucía de hasta un 30% de estos insectos

Un grupo de investigación de la UCO realiza un estudio con fondos del Gobierno central y la UE para averiguar las causas de este fenómeno

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

El síndrome de despoblamiento de las abejas, que ha provocado la muerte de más de millón de ejemplares de esta especie a nivel mundial, ha traído consigo la desaparición de entre un 15 y un 30 por ciento de las abejas en la Comunidad Autónoma andaluza en los tres últimos años, según indicó a Europa Press el profesor de Zoología de la Universidad de Córdoba y experto en temas de apicultura, Francisco Padilla.

Asimismo, aunque apuntó que esta desaparición de abejas de las colmenas no está siendo “masiva” en la región, añadió que sí genera “intranquilidad” entre los apicultores andaluces. Las zonas donde más actividad apicultora existe en la comunidad son la Sierra Norte de Sevilla, la comarca de la Axerquía en Málaga, la localidad de Hornachuelo en Córdoba o el municipio de Lanjarón en Granada.

Este fenómeno, del que aún se desconocen las causas, está siendo estudiado en la actualidad por el Centro de Apicultura de la Universidad de Córdoba, que subvencionado por el Ministerio de Agricultura y la Unión Europea (UE), baraja como hipótesis de este fenómeno las condiciones medioambientales adversas, las deficiencias de miel y polen, una enfermedad infecciosa o la utilización de pesticidas, según apuntó a Europa Press el director de este estudio, Francisco Puerta.

De igual modo, el responsable de este estudio, que tiene una duración de tres años y que actualmente se encuentra en el primero de ellos, precisó que las causas de que las abejas abandonen súbitamente sus panales y desaparezcan para morir poco después, puede no deberse a una causa única sino a la unión de varias de las posibilidades, anteriormente mencionadas.

No obstante, precisó que en 1973 en España se produjo una situación similar respecto a la desaparición y posterior muerte de abejas. En esta ocasión, según dijo, la causa se debió un parásito denominado “varroa”, que destruyó miles de colmenas.

También se han dado casos de abejas que, tras salir en busca de polen y néctar, no regresaron a sus panales en otros países europeos como Polonia, Gran Bretaña, Grecia, Italia o Portugal. En los años noventa, las poblaciones de abejas del Reino Unido se vieron afectadas muy negativamente por un parásito que las hace más vulnerables a los virus.

Respecto a la posibilidad también mencionada por algunos expertos de que este fenómeno se deba a la antenas de telefonía, Puerta señaló que “a día de hoy, no se ha podido demostrar que esto sea cierto, ya que si no sabemos aún con certeza si las antenas inciden en los seres humanos, mucho menos los sabemos en las abejas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *