El litoral murciano cuenta con casi 11.000 hectáreas de Posidonia oceánica, que actúa como protectora de las playas

MURCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El litoral murciano cuenta con casi 11.000 hectáreas de Posidonia oceánica, planta que desempeña un importante papel en la protección de las playas ya que actúa como rompeolas, filtra partículas de sedimento y protege contra la erosión de la línea costera, según informó el Servicio de Protección y Conservación de la Naturaleza de la Dirección General del Medio Natural.

Esta planta de origen terrestre, pertenece a la familia de las fanerógamas, y colonizó los fondos marinos hace 140 millones de años. Las praderas que forma constituyen un elemento fundamental de reciclaje de nutrientes en el ecosistema litoral y de protección contra la erosión de la costa.

La simple tarea de limpieza de playas, que abarcan desde El Mojón, hasta Cabo Negrete (Calblanque), causa un fuerte impacto sobre las comunidades litorales debido a la retirada mecánica del detritus vegetal por razones estéticas y de uso turístico

La Posidonia oceánica constituye un ecosistema marino esencial al formar auténticos bosques que ofrecen alimentación, sustrato, refugio y zonas de reproducción y puesta para muchas especies animales y vegetales, y favorece la formación de lagunas facilitando la presencia de numerosas especies de otras fanerógamas.

Según el director general del Medio Natural, Víctor Manuel Martínez, el interés de conservación de las praderas regionales de Posidonia oceánica es múltiple “por su particularidad, su valor ecológico, histórico, científico y educativo, y por albergar especies singulares como la nacra (uno de los mayores bivalvos del Mediterráneo) o el caballito de mar”.

Desde la Administración Pesquera también se están realizando actuaciones concretas para la conservación del ecosistema litoral, como la instalación y seguimiento de arrecifes artificiales de protección para las praderas de Posidonia oceánica.

“La zona litoral sumergida de la costa murciana presenta un elevado valor ecológico por la gran biodiversidad que alberga”, añadió Martínez. Está fuertemente marcada por sus características fisiográficas, geológicas y climáticas, y por su situación geográfica al encontrarse entre el mar de Alborán y el Balear.

En dicho tramo de litoral está representada la mayoría de los hábitats marinos mediterráneos, por ello, concluyó Víctor Manuel Martínez, “su conservación, la preservación de sus especies y la adecuada ordenación de sus recursos debe ser una prioridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *