Mueren los otros dos cachorros de lince de Adelfa, nacidos el jueves

ALMONTE (HUELVA), 1 (EUROPA PRESS)

Técnicos del Centro de Cría en Cautividad de El Acebuche, en Doñana, informaron hoy de que los otros dos cachorros de lince que Adelfa dio a luz el pasado jueves no fueron atendidos por la madre y también fallecieron. Como se recordará, el tercero, que aparentemente no se movía, fue “canibalizado” al nacer, una práctica que, según las mismas fuentes, “no es inusual en los carnívoros que nacen con problemas”.

Según informó a Europa Press un portavoz de la Consejería de Medio Ambiente, viendo que la madre no atendió a las crías, el personal encargado “intervino de inmediato, reavivando a los pequeños y poniéndolos bajo cuidados intensivos”.

De este modo, inicialmente ambos se recuperaron y tomaron el biberón cada tres horas. Sin embargo, sufrieron una recaída y el primero murió a las 36 horas y el segundo a las 70 horas de su nacimiento.

Los técnicos explicaron que dado los signos clínicos que precedieron a la muerte de los dos linces y pendientes aún del resultado de la analítica practicada, “se sospecha la misma causa de mortalidad en ambos casos y no se descarta la posibilidad de que la madre los abandonase porque los cachorros fueran inviables”.

Los tres cachorros de lince ibérico (Lynx pardinus) nacieron en la tarde del pasado jueves, aunque uno de ellos fue “canibalizado” por la madre, según informaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente a Europa Press. Eran hijos de la hembra primeriza Adelfa, nacida en 2004 en Sierra Morena, que fue copulada por el macho Cromo, nacido también en Sierra Morena en 2003.

** Tras el parto, la madre mostró “buen instinto maternal” en muchos aspectos, si bien estuvo “muy deficiente” en otros, “al no atender debidamente a los dos cachorros y devorar al tercero”, al que los técnicos del programa de cría en cautividad no llegaron a ver si había nacido con vida, según indicaron las citadas fuentes.**** Los dos cachorros restantes se recuperaron “satisfactoriamente” del parto, aunque uno de ellos mostraba “evidentes signos de hipotermia”. No obstante, estos dos ejemplares, “pequeños y particularmente delicados al no haber mamado de calostro”, se estaban criando de momento con biberón.

** Estos dos nuevos nacimientos se habían sumado a los cinco nuevos cachorros que nacieron hace 15 días en el centro de El Acebuche en Doñana, dentro del programa de cría en cautividad impulsado por la Consejería de Medio Ambiente y el Ministerio como apoyo a la conservación de esta especie en peligro de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *