Narbona dice que la población de linces en cautividad debe seguir el ritmo actual para que se cumplan las previsiones

GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, manifestó hoy que el programa de cría de linces en cautividad en el centro El Acebuche, en Doñana (Huelva), “debe seguir el buen ritmo actual para que se cumplan las previsiones”, fijadas para dentro de dos o tres años, con el objeto de que haya una población que posteriormente pueda ser trasladada para vivir en libertad en el resto de zonas linceras de España.

En declaraciones a los periodistas en Granada, donde visitó los sondeos de la Vega Baja y las actuaciones para restaurar el río Genil, Narbona valoró el éxito que “con evidencia” está teniendo el programa de cría en cautividad, tras el nacimiento, ayer por la tarde, de tres cachorros de lince ibérico (Lynx pardinus), aunque uno de ellos fue “canibalizado” por la madre, con lo que el número de linces ibéricos que sobreviven es de doce.

Según destacó, este programa de cría en cautividad es financiado conjuntamente por la Unión Europea (UE), la Junta de Andalucía y su Administración, si bien precisó que en estos momentos el Gobierno central tiene “prácticamente cerrado” un acuerdo con Portugal que ampliará el Pacto del Lince Ibérico existente con la Administración autonómica a Castilla la Mancha, Extremadura y Portugal.

Asimismo, según apuntó, el Ministerio de Medio Ambiente está preparando la creación de un segundo centro de cría del lince en cautividad en Extremadura, en una finca de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) que, en su opinión, se ubicará en una zona “muy apropiada” para la reproducción del lince.

Por último, Narbona se refirió a “la gran suerte” que supone para el programa de cría en cautividad el contar con “una persona de gran trayectoria” en cuanto a la recuperación de linces en peligro de extinción como es, bajo su punto de vista, la bióloga Astrid Vargas, para la que tuvo palabras de agradecimiento, así como para su equipo.

La ministra de Medio Ambiente hizo estas declaraciones después de que ayer nacieron tres cachorros de lince ibérico (Lynx pardinus) en el centro de cría en cautividad de El Acebuche, en Doñana, aunque uno de ellos fue “canibalizado” por la madre, según informaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente a Europa Press.

Estos dos nuevos linces se suman a los cinco nuevos cachorros que nacieron la semana pasada en el centro de El Acebuche en Doñana, dentro del programa de cría en cautividad impulsado por la Consejería de Medio Ambiente y el Ministerio como apoyo a la conservación de esta especie en peligro de extinción.

Con estos alumbramientos son ya doce los cachorros nacidos en cautividad y que evolucionan favorablemente. En 2005 Esperanza dio a luz en esto centro a una pareja, Corcho y Cynara, de los que sólo salió adelante la hembra. También el pasado año nacieron Castañuela y Camarina, hijos de Saliega, que en 2005 fue la hembra que protagonizó el parto de los tres primeros ejemplares nacidos en cautividad de la especie, de los que dos -Brezo y Brisa- salieron adelante.

Además de estos cachorros y las citadas hembras, el programa de cría en cautividad cuenta en El Acebuche con seis machos, junto a cuatro ejemplares más que se encuentran en el zoo de Jerez. En este centro, que participa también en el programa de cría en cautividad desde sus inicios, se ha apareado otra pareja, la compuesta por la hembra Azahar y el macho Fran.

A estos ejemplares hay que añadir los once linces –ocho hembras y tres machos– que se encuentran en el nuevo centro de cría en cautividad de La Aliseda, en el Parque Natural de Despeñaperros (Jaén).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *