La SEPAR espera que la tuberculosis “cobre protagonismo”, ya que cada año hay 9 millones de casos nuevos

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Cada día 4.400 personas mueren de tuberculosis, según datos de la OMS. En vísperas del Día Mundial contra la Tuberculosis, que se celebra el próximo 24 de marzo, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) llama la atención y espera que “cobre protagonismo”, tanto a nivel institucional como social.

También recuerda que cada año se dan “unos 9 millones de casos nuevos”, generalmente en países en vías de desarrollo donde el VIH agrava el problema. Por la fecha, la OMS lleva a cabo una campaña de sensibilización donde recomienda “invertir más, investigar y actuar” y en el 2008 la institución española promueve el año “SEPAR de la TB y la Solidaridad”.

La iniciativa se propone, sobre todo, colaborar en aquellos lugares donde la enfermedad esté mas extendida, como África subsahariana, India China, Bangla Desh, Paquistán y el norte de África. Es que, como señala el doctor Ruiz Manzano, justamente en “la distribución actual de la enfermedad” que se centra en “los países más pobres”, reside el “desinterés de la investigación en este campo”.

No obstante, “en los últimos cinco años se ha producido un resurgimiento del desarrollo de nuevos fármacos antituberculosos, de los cuales seis ya están en fases clínicas”. Aunque el tratamiento contra la tuberculosis continúa siendo “complicado” y, “en el mejor de los casos”, dura 6 meses.

En estos momentos España participa en algunos proyectos internacionales relacionados con nuevas vacunas y ensayos clínicos sobre nuevos tratamientos. Asimismo, la SEPAR señala que aquí se dan “unas condiciones idóneas para la investigación” por la elevada incidencia y nivel científico alto, por lo que “debería potenciarse”.

DIAGNÓSTICO.

La herramienta que se ha utilizado para el diagnóstico de la infección tuberculosa desde hace más de 100 años, según la SEPAR, es la tuberculina. Aunque advierte que tiene un inconveniente: “La mayoría de proteínas que contiene no son específicas de tuberculosis, lo que da lugar a falsos positivos de la prueba”.

Existen también algunos métodos inmunodiagnósticos basados en “la determinación de interferón gamma liberada tras la estimulación de las células T sensibilizadas”, desarrollados recientemente. Sus ventajas, agrega la SEPAR, son “la no interferencia con la vacuna BCG, la ausencia de subjetividad en la interpretación de resultados, la posibilidad de repetir determinaciones, los resultados rápidos y la eliminación de la visita de lectura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *