El Fondo de protección de animales salvajes advierte de las dificultades para unir las poblaciones oseras del cantábrico

El Fondo para la protección de la naturaleza apuesta por capturas de ejemplares en el núcleo occidental para soltarlos en zonas intermedias

OVIEDO, 9 (EUROPA PRESS)

Un informe del Fondo para la protección de animales salvajes (FAPAS) advierte de las dificultades para unir la población del oso pardo en la cordillera cantábrica, ante la pérdida de población osera en Asturias, concretamente en las zonas de Teverga y Quirós. En el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, se estima que serían necesarios 80 años más de trabajo de conservación de los osos para que las población del occidente y del oriente estuvieran unidad medida la presencia de osas reproductoras.

En el estudio, se expone que a pesar de que la evolución de la población se encuentra actualmente en un proceso claro de aumento del número de osos que viven en libertad y especialmente la cantidad de osas que cada año consiguen reproducirse “cada vez parece más lejana la posibilidad de que esa estrategia de conservación de la especie”.

El Fapas advierte del contraste que supone que, pese a los mayores niveles de protección de los territorios, la presencia de osos en Teverga y Quirós es “cada vez menor”. “Sin osos en estos territorios y especialmente sin osas reproductores, la posibilidad de unir las dos poblaciones serán nulas, ya que la ocupación de la zona central de Asturias por los osos, como son los concejos de Pola de Lena, Aller y Caso sólo será posible tras la llegada de osas que empiecen a ocuparlos”.

Asimismo, los responsables del Fapas sostienen que las experiencias de recuperación de terrenos por osas reproductoras apuntan hacia situaciones de expansión “enormemente lentas”.

El Fondo para la protección de la naturaleza considera imprescindible trabajar en los concejos de Aller y Caso para “facilitar la recuperación de esta especie”. Para ello, el Fapas apuesta por la “traslocación” de ejemplares, es decir “la captura de osos en el núcleo occidental y su sueltas en las zonas intermedias de las poblaciones oseras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *