Cumbre España defenderá la obligatoriedad de que el 20% del consumo energético proceda de renovables para 2020

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

El Gobierno español defenderá en la tradicional cumbre europea de primavera que empieza hoy en Bruselas la obligatoriedad de que el 20% del consumo energético de la Unión Europea (UE) proceda de fuentes renovables para 2020.

También apoyará que el objetivo de que al menos un 10% provenga del biocombustible en el sector de los transportes no sea meramente indicativo, informó la Secretaría de Estado de Comunicación.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete aprobarán en el Consejo Europeo un ambicioso catálogo de objetivos para luchar contra el cambio climático y garantizar al mismo tiempo la seguridad de suministro energético.

También ratificarán el objetivo de que la UE reduzca unilateralmente un 20% sus emisiones de efecto invernadero en 2020 respecto a los niveles de 1990, un porcentaje que se aumentaría al 30% si el resto de países industrializados, empezando por Estados Unidos, se suman a un acuerdo internacional contra el cambio climático que sustituya al protocolo de Kioto, que vence en 2012.

Este objetivo ya fue respaldado por unanimidad por los ministros de Medio Ambiente de los Veintisiete el pasado 20 de febrero. El problema se planteará, tras la cumbre, para pactar el reparto de este recorte global del 20% entre los diferentes Estados miembros –para el Gobierno, el criterio más importante es el de emisiones per cápita, que son relativamente bajas en España–.

REPARTO “FLEXIBLE” DE REDUCCIÓN DE EMISIONES

Según la nota de Moncloa, el Gobierno se mostrará a favor de que el reparto de responsabilidades de reducción de emisiones sea “flexible” y siga los principios de “equidad” y “eficiencia”.

El Consejo Europeo prevé por otra parte establecer una serie de líneas de acción basadas en que la UE hable con una sola voz con los terceros países suministradores de fuentes energéticas y con aquellos por cuyo territorio transcurren las rutas de transporte. Para España resulta “relevante” que se haga una mención explícita a los países del Magreb y, en concreto, a Argelia, según la misma nota.

Un último tema polémico en materia de energía que deberán resolver los jefes de Estado y de Gobierno es si se impone o no la desmembración obligatoria de propiedad de los grandes grupos energéticos entre las actividades de producción y las de distribución para facilitar así el acceso a las nuevas empresas y garantizar las inversiones. Alemania y Francia mantienen su oposición radical, mientras que España está de acuerdo porque ya adopta este esquema.

Los líderes europeos debatirán además por primera vez la declaración de Berlín sobre el futuro de la UE, que se adoptará en una reunión extraordinaria el 25 de marzo con motivo del 50 aniversario del Tratado de Roma.

Se sabe que los temas más polémicos son si se incluye o no una referencia al Tratado Constitucional, algo que le gustaría a España pero que rechazan los países que no lo han ratificado; si se menciona al euro; si se recogen los valores cristianos de la UE, como quiere Polonia; las fronteras comunitarias, como defiende Francia; o el “lado oscuro” de la historia de la integración europea, como el comunismo o la guerra de los Balcanes, algo que querría ver también el Gobierno polaco.

Durante la reunión del Consejo está previsto que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantenga un encuentro bilateral con el nuevo primer ministro de Suecia, Fredrik Reinfeldt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *