Medio Ambiente.- Greenpeace lanza la primera base de datos global sobre pesqueros implicados en actividades ilegales

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Greenpeace hizo pública hoy la primera base de datos pública global sobre los buques pesqueros implicados en actividades ilegales, una información que, a juicio de la organización ecologista, permitirá hacer frente al problema de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada.

“La pesca pirata cuesta a los pescadores legítimos 9.000 millones de dólares (casi 6.900 millones de euros) cada año y tiene un impacto devastador sobre las poblaciones de peces y la biodiversidad de mares y océanos de todo el mundo”, afirmó la organización en un comunicado.

La base de datos de Greenpeace –disponible en http://blacklist.greenpeace.org– fue presentada en la reunión del Comité de Pesca de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que se reúne esta semana en Roma.

El objetivo es hacer públicos los nombres de los buques involucrados en lo que se conoce como “pesca pirata” y denunciar la falta de acción por parte de los Gobiernos a la hora de prevenir estas actividades ilegales.

“El hecho de que Greenpeace haya publicado esta base de datos global de buques pesqueros involucrados en actividades ilegales es una muestra de la falta de acción por parte de la comunidad internacional a la hora de detener el pillaje de nuestros océanos”, declaró Sari Tolvanen, de Greenpeace Internacional.

“Es necesario que un organismo internacional se ocupe de centralizar la información disponible sobre los buques pesqueros existentes, tanto con licencia para pescar como sin ella”, prosiguió. “Hasta que esto suceda, será muy difícil poner fin al saqueo sistemático de los recursos marinos”, manifestó Tolvanen.

IMPACTOS DE LA PESCA PIRATA

Greenpeace también destaco hoy en la FAO los impactos especialmente severos de la pesca pirata sobre algunos de los países más pobres del planeta, como en el caso de los países de África occidental.

La falta de medios de estos países para patrullar sus aguas “los convierte en presa fácil de las flotas que operan ilegalmente y sin respetar las normas de gestión de los recursos”, denunció la organización, que estimó que el África subsahariana pierde 1.000 millones de dólares (más de 750 millones de euros) cada año debido a las actividades de estas flotas.

“Las medidas necesarias para erradicar el problema de la pesca ilegal son conocidas”, declaró desde Roma un miembro de Greenpeace-España, Sebastián Losada. “Son necesarias acciones concertadas a todos los niveles, desde la red en el agua a las estanterías de los supermercados”, a fin de “luchar contra flotas que están literalmente robando el alimento de algunas de las comunidades más pobres en el planeta y destruyendo nuestros ecosistemas marinos”, añadió.

Los miembros de Greenpeace que acuden a la reunión de pesca de la FAO en Roma han reclamado a los Gobiernos que traduzcan los actuales planes de acción de carácter voluntario y las iniciativas internacionales en leyes de obligado cumplimiento. Igualmente, la organización ecologista ha demandado que las necesidades particulares de los países en vías de desarrollo sean tenidas en cuenta por la comunidad internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *