Costa Rica/Panamá.- Dos humildes zonas costeras de Costa Rica y Panamá se unen para proteger a las tortugas

SAN JOSÉ, 6 (EP/AP)

La protección de las tortugas marinas, sobre todo las baulas que están en grave peligro de extinción, unió a dos humildes comunidades costeras del Pacífico de Costa Rica y Panamá que buscan encontrar en el cuidado de esa especie una forma de subsistencia.

Miembros del poblado panameño de Malena, de la provincia de Veraguas (Panamá), visitaron la comunidad de Matapalo en Guanacaste (Costa Rica) para conocer de cerca la experiencia en el parque nacional marino “Las Baulas”, creado hace más de 10 años en el Pacífico norte a unos 275 kilómetros al noroeste de San José.

“Lograr este intercambio binacional entre grupos que trabajan por una misma causa será un gran aporte a Malena pues les permitirá conocer una experiencia avanzada como la que tiene el parque Las Baulas”, destacó la educadora ambiental de la organización privada MarViva, Isis Pinto, que promovió la actividad.

La gira se realizó del 21 al 25 de febrero y durante ese periodo los panameños compartieron con guarda parques, con guías turísticos de Matapalo y con la asociación de “Damas amigas” del parque.

“Si ustedes pueden organizar un adecuado manejo de datos científicos y constituir un proyecto para el desarrollo del turismo sostenible, Malena puede convertirse en una zona de gran atracción turística”, manifestó el director del parque “Las Baulas”, Rotney Piedra.

Malena, un tranquilo pueblo sobre la costa del Pacífico y a unos 285 kilómetros de la capital de Panamá, cuenta con una playa de dos kilómetros donde desovan tortugas loras, carey y baulas. Por iniciativa de sus propios pobladores, hace cinco años empezaron a proteger las tortugas y desde el año pasado cuenta con cooperación de MarViva y Conservación Internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *