Capturados en Sevilla más de 500 cangrejos chinos, una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente ha capturado en la zona portuaria de Sevilla y en otros puntos de la provincia un total de 567 ejemplares de cangrejo chino, una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, a través del Plan Andaluz para el Control de Especies Exóticas invasoras, puesto en marcha en 2001 contra esta especie que supone una “grave amenaza” para las especies autóctonas y los ecosistemas.

El cangrejo chino, “Eriocheir sinensis”, procedente del sureste de Asia, habita en estuarios y marismas y desde diez años ha encontrado en la desembocadura del Guadalquivir un hábitat adecuado para su supervivencia, al que ha llegado a través del agua de lastre que sueltan los barcos en el Puerto de Sevilla, según informaron a Europa Press fuentes de la Consejería.

Por medio de sus robustas pinzas, el cangrejo chino excava profundas galerías a modo de madrigueras, lo que favorece la erosión acelerada de las orillas, que pueden llegar a derrumbarse. Asimismo, se le considera un gran depredador, pudiendo incidir negativamente en las especies autóctonas. De igual modo, contribuye a la extinción de especies de invertebrados autóctonos y a la modificación del hábitat.

Esta especie es portadora de afanomicosis, enfermedad que ha causado la desaparición de un gran número de poblaciones de cangrejos nativos en Europa y de paragonimiasis, un parásito pulmonar que causa una enfermedad en los humanos, cuyos síntomas son similares a los de la tuberculosis.

Su adaptación a nuevas áreas y su capacidad reproductora posibilitan el éxito de su invasión, provocando daños irreversibles en arrozales y marismas. En sus países de origen es responsable de importantes pérdidas económicas en arrozales al alimentarse de los brotes.

PUNTOS DE CAPTURA

En la Península Ibérica esta especie ya ha sido citada en Andalucía, Galicia, el norte de Portugal y el oeste de Castilla y León, pero es en el Guadalquivir donde se ha encontrado el mayor número de ejemplares. Los puntos de captura fijos y móviles que la Consejería de Medio Ambiente ha ubicado en Sevilla se encuentran en la esclusa, en la zona de la dársena, en el puente de las Delicias, en la Cartuja, en el monumento a Colón, en el Brazo de la Torre y de los Jerónimos, en Reina Victoria, Veta la Palma y en la zona de Gelves.

Las nasas de orilla y fondo (herramientas utilizadas para su captura) son revisadas dos veces a la semana y las nasas de control, semanalmente. Tanto los cangrejos chinos como el resto de especies exóticas son retirados y eliminados del Guadalquivir. Sin embargo, la fauna autóctona capturada es siempre liberada de nuevo al medio.

De igual modo, Medio Ambiente realiza dentro de una estrategia de prevención, una campaña de divulgación y comunicación mediante la elaboración de fichas divulgativas con todas las especies invasoras para distribuir entre los sectores implicados (pescadores y puertos). En caso de encontrarlos, la Consejería advierte a la ciudadanía de que no debe consumirlos, pero tampoco soltarlos para no contribuir a su expansión. No obstante, se debe comunicar el hecho a Medio Ambiente, quién le indicará cómo proceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *