La presidencia alemana anuncia un acuerdo de la UE para reducir emisiones un 20% en 2020

BRUSELAS, 20 (EUROPA PRESS)

El ministro alemán de Medio Ambiente y presidente de turno del Consejo, Sigmar Gabriel, anunció hoy un principio de acuerdo entre los Veintisiete para que la UE reduzca un 20% sus emisiones de efecto invernadero en 2020, un porcentaje que aumentaría al 30% si se suman el resto de países industrializados, aunque dijo que todavía quedan por cerrar los criterios para repartirlo entre los Estados miembros. Esta cuestión se está discutiendo en estos momentos durante el almuerzo de trabajo de los ministros de Medio Ambiente de la UE.

“Todos los Estados miembros han dejado claro que un objetivo internacional de reducción de un 30% de los gases de efecto invernadero en 2020 es correcto y necesario para mantener el aumento de temperaturas por debajo de los 2 grados a finales de siglo. Y todos los Estados miembros piensan que el objetivo unilateral del 20% es correcto, o sea que por lo que se refiere a estos dos objetivos hay un consenso en el Consejo”, señaló Gabriel en rueda de prensa.

El ministro de Medio Ambiente alemán explicó que muchos Estados miembros quieren “un texto un poco más concreto” sobre los criterios de reparto interno en la UE, dijo que se intentará cerrar durante el almuerzo, y se mostró convencido de que se alcanzará un acuerdo definitivo en las próximas horas.

Fuentes comunitarias explicaron que durante la mañana los países más reticentes para asumir el objetivo del 20% fueron Polonia, Hungría y Finlandia. Otro tema que todavía no está resuelto, según las fuentes, es si el año de referencia se fija en 1990 como el del protocolo de Kioto o si se elige una fecha distinta como piden varios países de la ampliación.

Por su parte, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, señaló que todavía no hay ningún acuerdo porque “muchos países nuevos son reticentes a que aparezca en estos momentos un horizonte de reducción del 20% global para el conjunto de la UE”. “El tema no está cerrado”, insistió, asegurando que el ambiente de la discusión es de “tensión” y que hay “dificultad” para llegar a un compromiso, aunque no descartó que pueda cerrarse hoy.

Narbona recalcó que lo prioritario para España es que se tenga en cuenta el criterio de “emisiones per cápita” a la hora de distribuir entre los Estados miembros de la UE el recorte de emisiones. El protocolo de Kioto prevé para la UE un recorte del 8% de las emisiones en el periodo 2008-2012, pero el acuerdo interno fijado dentro de la Unión permite a España aumentarlas un 15%.

“España está haciendo en estos momentos un esfuerzo, incluso aunque se encuentre lejos de su objetivo de Kioto, que mantiene las emisiones per cápita por debajo de las emisiones per cápita de la mayoría de los países de la UE”, subrayó la ministra de Medio Ambiente.

Indicó que las emisiones por unidad de producto interior bruto de los sectores industriales cubiertos por Kioto están también por debajo de la mayoría de los Estados miembros. “Los sectores industriales en España han hecho ya un esfuerzo muy notable de aumento de la eficiencia energética de sus procesos y por lo tanto ulteriores esfuerzos serán más costosos de abordar. España quiere que se tenga en cuenta esa circunstancia”, explicó Narbona.

Reconoció que los países de la ampliación “no se sienten cómodos” con una referencia a las emisiones per cápita y prefieren que se tengan en cuenta “los esfuerzos ya realizados”. Por ello, España estaría dispuesta, en aras del acuerdo, a evitar hoy cualquier referencia a los criterios que se usarán para decidir el reparto de los recortes entre los Estados miembros, avanzó Narbona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *