Detenido en Callosa del Segura (Alicante) el presunto autor de la caza de un águila calzada

ALICANTE, 15 (EUROPA PRESS)

Efectivos de la Guardia Civil han detenido en Callosa del Segura (Alicante) a un hombre que presuntamente disparó y capturó a un águila calzada, con la que pretendía quedarse, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la Comandancia de Alicante, quienes resaltaron que esta ave rapaz está protegida.

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante tuvo conocimiento de que en fechas recientes en la huerta del término municipal de Callosa de Segura, un águila había sido abatida de un disparo y capturada herida por el cazador.

La investigación realizada por efectivos del Seprona para averiguar y esclarecer los hechos, dio como resultado que al inspeccionar una casa antigua ubicada en la citada huerta, utilizada como almacén de aperos de labranza y picadero de palomas deportivas, se observó a través de una de las ventanas que en su interior había un ave rapaz dentro de una jaula, identificada a primera vista como ejemplar de águila.

Ante esta evidencia, se estableció un dispositivo en torno a la casa, a la que acudieron dos hombres a realizar actividad con las palomas, y uno de ellos, identificado como A.M.A., de 63 años, se hizo responsable de la rapaz.

Cuando se le requirió la correspondiente autorización de la Conselleria de Territorio y Vivienda para la tenencia del águila, dijo carecer de tal documento. Así, en primera instancia, afirmó que la había encontrado unos diez días antes en la huerta y que la estaba curando y se reafirmó en su propiedad. Posteriormente, los agentes averiguaron que el ahora detenido había sido el presunto autor de los disparos a la rapaz.

Tras el arresto, los agentes se incautaron del ave, que fue entregada en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre Santa Faz, en Alicante, dependiente de la Generalitat. Una vez allí, el veterinario del centro emitió un informe sobre el estado e identificación del ave, que se trata de un águila calzada, que presentaba buen estado corporal, con una herida en el ala izquierda casi curada, plumas deterioradas y, según estudio radiológico, varios perdigones alojados en el cuerpo.

De los hechos expuestos, se instruyeron diligencias policiales que fueron entregadas en los juzgados de instrucción de Orihuela, así como informe denuncia por infracciones administrativas a la Dirección Territorial de la Conselleria de Territorio y Vivienda de Alicante, según informaron las mismas fuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *