Nace un pollo de quebrantahuesos en el centro de cría del Parque Natural de Cazorla

JAÉN, 14 (EUROPA PRESS)

El Centro de Cría de Especies Amenazadas de Guadalentín, ubicado en Cazorla (Jaén), ha acogido el nacimiento de un nuevo pollo de quebrantahuesos.

En un comunicado remitido a Europa Press, la Junta de Andalucía informó de que desde el año 2001 han nacido una docena de pollos y han sobrevivido ocho, aunque no todos ellos son aptos para la puesta en libertad.

De hecho, el pasado mes de mayo fueron liberados por la Consejería de Medio Ambiente tres quebrantahuesos en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas mientras que para esta primavera los técnicos del programa estudian la suelta de un mínimo de otros dos ejemplares también en este espacio natural, decisión que depende de los resultados del Programa Europeo del Quebrantahuesos.

En el centro de cría en Cazorla hay 27 parejas, de las que cuatro han alcanzado ya la edad reproductora (ocho años) y otras cuatro están a punto de iniciarse en ello. En esta campaña dos parejas del centro han puesto un total de cuatro huevos, de los cuales ya ha nacido un nuevo ejemplar de quebrantahuesos; otros dos son de una puesta reciente y el tercero no estaba embrionado.

Una de las principales amenazas para esta especie es el veneno, por lo que los técnicos han iniciado una nueva ronda de inspecciones preventivas en la zona de Jaén y Granada. Los ejemplares liberados sobrevuelan desde hace meses estas provincias e incluso zonas de las comunidades autónomas de Murcia y Castilla la Mancha.

Todavía hoy, estas aves siguen muy ligadas a la zona de suelta, aunque es previsible que cada vez sus recorridos sean más largos, e incluso les lleven a zonas más alejadas no sólo de Cazorla, sino también de Andalucía. Uno de los datos recogidos por los técnicos confirma que estos quebrantahuesos se mueven en la zona en la que hace 20 años fueron divisados los últimos ejemplares de esta especie en la comunidad autónoma.

Después de cuatro lustros, la Consejería de Medio Ambiente y la Fundación Gypaetus, procedieron a la reintroducción de estas rapaces, a medio camino entre un águila y un buitre, que fueron soltadas de forma controlada cuando contaban con 90 y 100 días de edad. Uno de los ejemplares, Libertad, nación en el Centro de Cría de Especies Amenazadas del Guadalentín, en Cazorla, y los otros dos en Chequia y Austria.

La Fundación Gypaetus se dedica a la conservación y divulgación de especies en peligro de extinción como el quebrantahuesos, el lince ibérico y el águila imperial. En la citada fundación están representados la Consejería de Medio Ambiente, Ayuntamiento de Cazorla, RTVA, Unicaja, Fungesma y Ecotecnia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *