Uno de cada tres pacientes no responde a la medicación, lo que corregiría en parte la farmacogenética, según un experto

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

Uno de cada tres pacientes no responde correctamente a la medicación, “pese a que se le haya diagnosticado bien su patología, la elección del fármaco sea la idónea y su dosis la correcta”, según apuntó hoy a Europa Press el catedrático de Farmacología de la Universidad de Extremadura, Julio Benítez Rodríguez, quien, por contra, subrayó que el desarrollo de la farmacogenética “podría reducir a la mitad el fracaso de los fármacos en estos casos”.

Benítez Rodríguez, quien hoy participó en Sevilla en unas jornadas sobre el papel de la farmacogenética en la práctica clínica, explicó que este tipo de pacientes en los que no le responde bien la medicación prescrita “presentan normalmente variante genéticas que hacen o bien su metabolismo no absorba bien estas sustancias o que metabolice más de la cuenta”.

Frente a este tipo de reacciones, “que ya conocíamos que ocurría, pero que no sabíamos que hacer a excepción del método de ensayo-error”, la disposición de la farmacogenética, “mediante pruebas moleculares y otras más farmacológicas, nos permite determinar una serie de variantes que son las que condicionan cuestiones como el tipo de fármaco o la dosis a suministrar”, precisó dicho experto.

Así, destacó que gracias al desarrollo de la farmacogenética “ese porcentaje de pacientes que no responden a la medicación podría reducirse a la mitad, es decir, que en lugar de fracasar en uno de cada tres pacientes estaríamos hablando de entrada que no funcionaría en uno de cada seis pacientes”, añadió este catedrático de Farmacología, quien, pese a todo, reconoció que ese porcentaje menor “también es mucho”.

En cuanto a la disponibilidad de modelos de farmacogenética protocolizados, Benítez Rodríguez confió en que “en los próximos dos a tres años podríamos estar hablando de ellos”, si bien matizó que “dependerá de la financiación”.

MEJORA EN LA SEGURIDAD DE LOS FÁRMACOS

Por su parte, el director de la Unidad Clínica de Genética y Reproducción del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el doctor Guillermo Antiñolo, declaró a Europa Press que en la actualidad la farmacogenética “nos está permitiendo en algunos casos concretos mejorar la eficacia y la seguridad de los medicamentos, es decir, poder dar el fármaco preciso, a la dosis precisa y a la persona concreta”.

“Ello evita problemas de salud y, en algunos casos, falta de eficacia en el sentido de que el medicamento no le surta ningún efecto al paciente”, recalcó Antiñolo, quien sostuvo que en el nuevo modelo de investigación biomédica uno de sus campos más prósperos “es el de la genética y la farmacogenética”.

En términos de adherencia terapéutica a los tratamientos, reconoció desconocer aún si la farmacogenética “mejorará esta cuestión”, aunque insistió en que en si se mejorará “en términos de seguridad y eficacia de los fármacos”.

IMPLANTACION DE LA FARMACOGENÉTICA

A juicio de este experto, el problema es que la implantación de la farmacogenética, en términos de práctica clínica, “es todavía relativamente escasa, aunque es un territorio en el que se está trabajando muy intensamente”.

“Además será previsiblemente uno de los elementos transformadores, junto a los centros de investigación en genética, que nos permitan descubrir dianas terapéuticas más sofisticadas, como pueden ser la terapia celular o la génica, lo que probablemente derivará en un futuro en lo que se conocerá como farmacogenómica”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *