Espacio.- Rusia recuerda al ingeniero que diseñó el Sputnik en el 100 aniversario de su nacimiento

MOSCÚ, 12 (EP/AP)

Su nombre fue un secreto durante años, pero ahora, en el centésimo aniversario de su nacimiento, Sergei Korolyov, será homenajeado por las autoridades rusas. Él fue el padre de la serie de satélites Sputnik y su equipo fue el primero en lograr colocar un satélite en órbita, en 1957, y envió al primer ser humano al espacio.

Korolyov, fallecido en 1966, es visto ahora como un visionario que lideró a la humanidad en su camino hacia la Era Espacial. Su hija, Natalia, recuerda los años que pasó su padre en el gulag, donde fue obligado a trabajar en las minas de oro en condiciones de frío y hambre. “Repetía sin parar: odio el oro”, explicó Natalia en una entrevista publicada en el diario Rossiyskaya Gazeta.

Hoy tendrá lugar en el Kremlin una ceremonia para recordar a Korolyov, ingeniero aeronáutico detenido en 1938 en una de las purgas de Stalin y deportado a un campo de trabajos forzados. Sobrevivió al campo de concentración gracias a Andrei Tupolev, el más importante ingeniero de la aviación soviética, quien le requirió en 1940 para trabajar en su equipo de diseño de nuevos aeroplanos de combate. Sin embargo, no fue liberado hasta 1944.

Una vez finalizada la II Guerra Mundial, Korolyov dirigió un equipo de ingenieros que viajó hasta Alemania para reunir toda la información disponible de los cohetes V-2 nazis, diseñados por Wernher von Braun, quien sería además el máximo rival de Korolyov en la incipiente carrera espacial entre la Unión Soviética y Estados Unidos.

Clave para la Guerra Fría fue la invención de Korolyov de los primeros misiles balísticos intercontinentales, medio de transporte ideal para otorgar largo alcance a las recién inventadas bombas nucleares. Estos mismos misiles fueron los que se utilizaron para lanzar los primeros satélites e intentar ponerlos en órbita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *