Ciencia.- La desaparición de la edad de hielo hace 300 millones de años estuvo marcada por grandes inestabilidades

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La transición en la Tierra de la edad de hielo a un planeta libre de hielos en su superficie ocurrida hace 300 millones de años fue un periodo de grandes inestabilidades, marcado por subidas y bajadas de dióxido de carbono, oscilaciones extremas en el clima y efectos drásticos en la vegetación tropical, según un estudio publicado en el último número de “Science”.

“Ésta es la investigación mejor documentada que tenemos de qué ocurrió en el sistema climático durante un cambio global después de la edad de hielo”, indicó Isabel Montanez, profesora de Geología de la Universidad Davis de California e investigadora principal del artículo. No obstante, advirtió que estas conclusiones no se pueden aplicar directamente al actual reto del cambio climático.

En el Pérmico, hace 300 millones de años, la Tierra se encontraba en una edad de hielo. Grandes capas heladas cubrían gran parte del sur del continente, y placas de hielo flotante cubrían el norte del océano polar. Los trópicos estaban dominados por bosques tropicales. Cuarenta millones de años después, todo el hielo se había derretido. El planeta era un lugar caluroso y seco, la vegetación era escasa y el suelo estaba formado por polvo. “Mejor ser un reptil para querer vivir allí”, comentó Montanez.

Los investigadores recopilaron información del dióxido de carbono atmosférico de antiguos suelos que fueron preservados en rocas, del carbón y de fósiles de plantas. Además, extrajeron registros de las temperaturas de la superficie marina de los fósiles de braquiópodos y examinaron los registros de la vida antigua de las plantas de los fósiles de selvas tropicales.

Para determinar cómo los glaciares avanzaron y retrocedieron, observaron las huellas dejadas por el hielo que una vez cubrió el sur del gran continente de Gondwana, que incluyó la mayor parte de la tierra emergente del actual hemisferio sur.

Los nuevos datos mostraron que durante millones de años, los niveles de dióxido de carbono atmosférico se incrementaron y decrecieron entre unas 250 partes por millón, casi como los niveles actuales, y más de 2.000 partes por millón. Al mismo tiempo que las placas de hielo del sur se derritieron, el dióxido de carbono se incrementó, y se expandieron cuando los niveles cayeron, un patrón compatible con la idea de que los gases de efecto invernadero provocaron el final de la edad de hielo en el Paleozoico.

“Hemos observado un patrón con incrementos de dióxido de carbono y subidas de temperatura, en series de aumentos y disminuciones”, dijo Montanez. Los datos muestran que el clima osciló entre extremos, pero la tendencia fue al calentamiento, y hace 260 millones de años los hielos se derritieron para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *