Alcalá del Río (Sevilla) celebra hoy un congreso de arqueología tras los recientes hallazgos de restos romanos

ALCALA DEL RIO (SEVILLA), 22 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Alcalá del Río (Sevilla), la Universidad Hispalense y la empresa Arqueología y Gestión S.L.L. han organizado un congreso de arqueología de ámbito local bautizado como “Ilipa Antiqva”, evento que desde hoy analizará los recientes hallazgos arqueológicos y la historia antigua de este municipio cuyo origen se remonta a ciclópeos asentamientos humanos datados en la época calcolítica.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Alcalá del Río informó de que el congreso, el primero en analizar la historia antigua del municipio, se celebrará desde hoy hasta el 24 de noviembre dividido en tres bloques temáticos: “Los orígenes de Alcalá. De la Prehistoria a la colonización fenicia”, “La génesis de Ilipa. De la colonización fenicia al período turdetano” e “Ilipa Magna. La ciudad romana”, sesiones en las que está prevista la intervención de profesores de las universidades de Huelva y Sevilla.

Así, el programa de actos incluye la participación de José Luis Escacena Carrasco, de la Universidad de Sevilla, Francisco Borja Barrera, de la Universidad de Huelva, Beatriz Gavilán Cevallos, de la Universidad de Huelva, los especialistas Álvaro Fernández Flores y Araceli Rodríguez Azogue, de Arqueología y Gestión, S.L.L., José Antonio Correa Pérez, de la Hispalense, el experto José Ángel Zamora López, del Centro Superior de Investigaciones Científicas, o la arqueóloga Rocío Izquierdo de Montes.

Este congreso se celebra después de que las excavaciones arqueológicas desarrolladas en el casco histórico de Alcalá del Río con motivo de la construcción de un nuevo inmueble y de la instalación de colectores para la red de abastecimiento de agua sacasen a la luz los restos de antiguas obras arquitectónicas datadas en la época de la dominación romana, unos vestigios que los arqueólogos identificaron como los restos del foro de “Ilipa Magna”, la antigua ciudad romana.

La directora del equipo de arqueólogos, Araceli Rodríguez, informó entonces a Europa Press de que las excavaciones partieron de las cautelas arqueológicas decretadas para los proyectos de construcción de un edificio de nueva planta en la calle Cilla y de instalación de colectores de la empresa municipal de aguas de Sevilla (Emasesa) en la calle Antonio Reverte, dentro del casco histórico de este municipio sevillano.

En el caso de la calle Cilla, las catas arqueológicas han sacado a la superficie los restos de un edificio de época romana que, según los primeros indicios, podría haber funcionado como almacén. En la calle Antonio Reverte, de otro lado, las excavaciones y el trabajo de los arqueólogos ha hecho aflorar los restos de varios edificios que los especialistas identifican como el foro de la antigua ciudad romana, cuya existencia ya se conocía a través de alusiones en textos romanos.

Además de diversos restos de cerámica, estos trabajos han propiciado el descubrimiento de una de las puertas de la muralla que habría rodeado “Ilipa Magna”, la antigua ciudad portuaria que los romanos construyeron a orillas del Guadalquivir como punto de escala en la navegación fluvial del río Betis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *