Expertos destacan que la falta de ejercicio físico es una de las principales causas de muerte evitable

VALENCIA, 16 (EUROPA PRESS)

Expertos que participan en el XXVI Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) aseguraron que los cambios en los hábitos de consumo y alimentación que se han producido en los últimos años en España, así como la “creciente tendencia” al sedentarismo en las actividades lúdicas, “están incidiendo de una manera muy negativa en la salud de la población hasta el punto de ser considerados una de las principales causas de muerte evitable”.

En este sentido, indicaron que los médicos de familia son los profesionales sanitarios que están en “las mejores condiciones”, por su cercanía y conocimiento global de los pacientes, “de concienciar a la población sobre los beneficios de practicar actividad física”. Las ventajas del ejercicio en la población son objeto de debate en esta reunión, que estos días se está celebrando en la Feria de Valencia organizado por la Societat Valenciana de Medicina Familiar i Comunitária.

Así, el doctor Ricardo Ortega, coordinador del Grupo de Actividad Física y Salud de la semFYC, explicó que la edad “no es una contraindicación para practicar ejercicio de manera regular y adaptado a las condiciones de cada uno. “Está demostrado que mejora siempre la salud y la calidad de vida”, afirmó y añadió que se calcula que el siete por ciento de las muertes registradas en 2003 fueron consecuencia de la “inactividad física”, según datos de la Encuesta Nacional de Salud.

Ortega señaló que se trata del factor de riesgo, asociado a los hábitos de vida actuales, “que más impacto tiene sobre la salud debido a que está implicado en el desarrollo de numerosas enfermedades y su prevalencia es superior a la de cualquier otro factor de riesgo como el tabaquismo o el consumo de alcohol”.

Según explicaron, el sedentarismo es “un problema de salud que está presente tanto en niños como en adultos, aunque a medida que aumenta la edad, la inactividad es más frecuente”. Asimismo, señalaron que el nivel de actividad física de una persona incluye la actividad que realiza en su vida cotidiana, en el ámbito laboral y en su tiempo de ocio. En los últimos años, según dijeron, “se ha producido una notable reducción de la actividad física en los tres ámbitos”.

Los médicos de familia consideran que cuando alguien camina 10.000 pasos se considera “activo” y “muy activo” cuando se alcanza hasta 12.500 pasos. Según los estudios disponibles, las personas activas viven unos tres años más de media, con mejor calidad de vida y mayor autonomía que los que son inactivos.

Según informaron, el aumento del sedentarismo en la práctica de las actividades de ocio y tiempo libre “está incidiendo de una manera muy negativa en la salud de la población y aumentando la tasa de sobrepeso y obesidad de una forma exponencial y muy preocupante sobre todo en niños y jóvenes”. “La televisión o jugar con el ordenador son causas importantes del aumento de obesidad, sobre todo en los adolescentes”, afirmó este experto.

Además, destacó que la falta de actividad física está asociada a un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Según el doctor Ortega, a nivel cardiovascular, el ejercicio físico practicado regularmente favorece que el paciente experimente, entre otros beneficios, un incremento del colesterol “bueno” y un descenso de las cifras de presión arterial.

Las mejorías asociadas al ejercicio físico también son evidentes en el aparato locomotor. “En el caso de las personas mayores, tan castigadas por la osteoporosis o la artrosis, el ejercicio disminuye el dolor articular y mejora la movilidad, tan ligada a la autonomía personal para las actividades cotidianas”, comentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *