Concluye la primera fase de las excavaciones arqueológicas de “Cobre las Cruces”

SEVILLA, 29 (EUROPA PRESS)

El equipo de arqueólogos que dirige las excavaciones del gran yacimiento descubierto en la zona de la explotación minera a cielo abierto “Cobre las Cruces”, en suelos de los municipios sevillanos de Gerena, Guillena y Salteras, ha dado por concluida la primera fase de los trabajos de campo, que revelaron en su día la existencia de un poblado de la Edad del Bronce, restos romanos y una alquería de la época almohade.

El arqueólogo que dirige este equipo, Mark Hunt, informó a Europa Press de que los especialistas han dado por finalizada la primera fase de las excavaciones, que al margen del poblado de la Edad del Bronce, un horno romano y la citada alquería árabe no ha arrojado nuevos vestigios de relevancia, toda vez que el propio delegado provincial de la Consejería de Empleo, Bernardo Bueno, reconoció la “importancia extraordinaria” de los hallazgos.

Mientras los arqueólogos elaboran ya la memoria definitiva de la intervención, tras haber entregado a la empresa promotora de la iniciativa empresarial y a la Consejería de Cultura un informe preliminar, los restos catalogados están siendo sometidos a toda una serie de pruebas para su datación y análisis exhaustivo, destacando la prueba del “Carbono 14”. En ese sentido, Hunt indicó que el resultado de tales pruebas será incorporado a la memoria definitiva de cara a su elevación a las autoridades.

Según la información trasladada por el equipo de arqueólogos y confirmada por la Consejería de Cultura, del poblado de la Edad del Bronce se conservan restos de las cabañas, así como varios enterramientos entre los que destacan las inhumaciones “perfectamente conservadas” de varios bebés de apenas unos meses de vida. Se trataría, inicialmente, de un poblado que habría sido habitado en el ecuador del II milenio antes de Cristo y que se encuentra justo en una zona donde la compañía minera ha proyectado cortes para la extracción de la piedra.

En cuanto a la alquería almohade, el trabajo de los arqueólogos sacó a la superficie los muros de esta antigua construcción, que tendría una superficie de aproximadamente 900 metros cuadrados sobre una loma desde la que se divisa la cornisa del Aljarafe sevillano.

EL PROYECTO

La empresa minera “Cobre las Cruces” se integra en el grupo canadiense Inmet-Mining y pretende la construcción de una mina a cielo abierto en los términos municipales de Gerena, Salteras y Guillena para la obtención de cobre. El proyecto cuenta con las autorizaciones pertinentes de la Junta de Andalucía y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, así como de los municipios donde se instalará la mina. Cabe recordar que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) otorgada por el Ministerio de Medio Ambiente al proyecto ya recogía indicios de “casi 50 yacimientos” diferentes en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *