Una bioquímica del CIMA de la Universidad de Navarra halla el papel protector de una molécula en enfermedades del hígado

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

Una investigadora del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), vinculado a la Universidad de Navarra, ha participado en el descubrimiento del papel protector de una molécula, laAnfirregulina (AR), en el daño hepático agudo.

En un hígado enfermo se produce una abundante pérdida de función y masa hepáticas, debido a la muerte de los hepatocitos, células del hígado. Por eso se activan en este órgano diversos mecanismos moleculares para proteger a las células frente a la muerte y recuperar la masa hepática perdida durante la enfermedad, según explicó la pamplonesa Elena Erroba Esquíroz, que acaba de presentar su tesis en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.

La investigación constata que “la AR participa en estos mecanismos de defensa del hígado, ya que ejerce un papel protector frente a la muerte de los hepatocitos y estimula la regeneración de la masa hepática”. Por ello sugiere que “tratar con AR a pacientes con un fallo hepático agudo o durante la cirugía de trasplante hepático podría ser una terapia eficaz”. Sin embargo, debe administrarse de manera controlada porque la AR también puede participar en el desarrollo del cáncer de hígado.

Los doctores Carmen Berasáin y Matías Ávila, investigadores del área de Terapia Génica y Hepatología del CIMA, han dirigido esta tesis, enmarcada en un proyecto que ha dado lugar a una patente. Los resultados obtenidos por la doctora Erroba, fundamentados en observaciones realizadas en muestras clínicas y pruebas llevadas a cabo en modelos animales, se han publicado previamente en revistas científicas especializadas, como Cancer Research, Gastroenterology y The Journal of Biological Chemistry.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *