UE.- España pide la implicación de la UE para frenar la plaga del mejillón-cebra en la cuenca del Ebro

LUXEMBURGO, 23 (EUROPA PRESS)

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y el consejero de Medio Ambiente de Aragón, Alfredo Boné, reclamaron hoy la implicación de la Comisión Europea y de la UE en general para frenar la expansión de la plaga del mejillón-cebra que ya afecta a toda la cuenca del Ebro, ha llegado a la cuenca del Júcar y, según indicaron, podría traspasar otras fronteras regionales y también hacia otros Estados miembros.

Boné acompañó este lunes como representante de las comunidades autónomas en el Consejo de Medio Ambiente que se celebró en Luxemburgo, donde expuso ante los ministros europeos el problema que atraviesa Aragón debido a la cada vez mayor presencia del mejillón-cebra, que en cinco años ha ocupado la cuenca del Ebro.

Según dijo en rueda de prensa, aún no es momento de pedir ayudas económicas y el mensaje que envió a la Comisión en su intervención consistió más en “que asuma este problema como un problema europeo”, para lo que propuso tres tipos de medidas.

No obstante, afirmó que si la ayuda que se solicita a Bruselas para “resolver el problema conlleva algún tipo de colaboración económica, nos gustaría que se pudiese contemplar”. “Pero el problema es plantear la problemática desde una perspectiva europea, porque hay muchas normas para cuyas competencias las tiene Europa”, dijo.

La primera medida consiste en establecer “un marco normativo europeo para combatir la presencia de esta especies exóticas”, así como “coordinar los esfuerzos” entre todos los Estados miembros “para que logremos conocer mejor el comportamiento de la especie y los vectores de propagación de la misma” y, en tercer lugar, “sensibilizar e implicar a la sociedad con las normas que se pongan en marcha para tratar de minimizar la expansión de la especie”.

En su intervención en la reunión de los ministros, Boné afirmó que “para abordar con mayores garantías de éxito esta contaminación que no conoce fronteras es imprescindible desarrollar acciones y adoptar medidas a escala comunitaria, ya que en el mayoría de los casos no es suficiente la acción a escala nacional”.

En el caso español, admitió que “no tenemos ninguna solución definitiva” para acabar con la plaga y aunque hay métodos para controlarla en ambientes cerrados, no ocurre lo mismo en los ámbitos abiertos”.

Señaló que la expansión del mejillón-cebra está provocando “serios problemas ambientales y económicos” y está poniendo “en peligro inmediato” una especie de bivalvo llamado “margaritifera auricularia”, “amenazado a nivel mundial”, y cuya distribución se restringe prácticamente a la cuenca aragonesa del Ebro.

En relación con la petición de ayuda a Bruselas, Narbona apuntó que existen distintos instrumentos financieros comunitarios de los que podría beneficiarse Aragón, particularmente en materia de investigación.

En este punto se refirió al Fondo Tecnológico, dotado con 2.000 millones de euros, que consiguió España el pasado mes de diciembre en la negociaciones de los presupuestos de la UE para 2007-13 y aseguró que “España puede hacer un esfuerzo en presentar proyectos”, algo que confirmó hará su Ministerio, que ya ha destinado un millón de euros para I+D para el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *