Medio Ambiente dice que hay que investigar en los mecanismos de transmisión del mejillón cebra y actuar “urgentemente”

ZARAGOZA, 18 (EUROPA PRESS)

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, manifestó hoy que es preciso profundizar en la investigación sobre los mecanismos de transmisión del mejillón cebra y actuar “urgentemente”, después de conocer que se han detectado colonias de larvas de mejillón cebra en los ríos Huerva, Ésera, Guadalope, Segre y Arga, afluentes del Ebro.

Boné comentó que “la expansión está siendo mucho más rápida de lo que podíamos sospechar” y por eso “hace falta profundizar en la investigación sobre cuáles son los mecanismos de invasión y transmisión del molusco porque lo que tenemos de momento aislado no termina de explicar los que estamos viendo”.

Alfredo Boné consideró que entra dentro de lo previsible que el mejillón haya llegado ya al río Guadalope, porque desemboca en Mequinenza, pero es sorprendente que también se haya encontrado en el resto de ríos arriba mencionados porque en ellos no hay embarcaciones de pesca. Ante estos hechos, el consejero consideró que “las medidas que se adopten a nivel nacional y europeo tienen que ser muy urgentes”.

El titular de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón explicó que las embarcaciones de pesca se consideran hasta ahora el principal mecanismo de transmisión, y también “las artes de pesca” de forma que si “un pescador que pesca en un sitio y después se va a otro puede estar trasladando larvas de mejillón”.

Además, continuó, hay otra vía de investigación, la posibilidad de que el transporte se produzca por las aves acuáticas, “pero los estudios realizados hasta el momento no han demostrado que se transmitan, aunque tampoco lo han descartado”, puntualizó.

Alfredo Boné indicó también que tanto las decisiones adoptadas en la Confederación Hidrográfica del Ebro, promoviendo reuniones, como el traslado de este problema a la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente –que reúne a los consejeros de esta área y al ministerio–, como al Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea, que se celebrará el próximo 23 de octubre, “era lo que había que hacer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *