Los arqueólogos detectan una estructura de dimensiones “extraordinarias” en la Lloma de Betxí (Valencia)

VALENCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Los arqueólogos han detectado una estructura de dimensiones “extraordinarias” en el Poblado de la Lloma de Betxí”, en Paterna (Valencia), durante los trabajos correspondientes a la campaña de excavaciones del Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Diputación de Valencia, según informaron hoy fuentes de la Institución provincial.

De confirmarse la continuidad entre las dos zonas excavadas en la campaña de 2006, nos encontraríamos ante una estructura de habitación utilizada como almacén y también como espacio de circulación que alcanzaría una longitud total de unos 45 metros; dimensiones extraordinarias teniendo en cuenta que se trata de un asentamiento datado entre 4.000 y 3.500 años antes del presente, cuya arquitectura en piedra puede considerarse entre las más antiguas de las tierras valencianas”, manifestó la directora de las excavaciones, Maria Jesús de Pedro.

El SIP ha excavado, durante el mes de septiembre, el Corredor Oeste del poblado de La Lloma de Betxí de Paterna, situado en la comarca de l”Horta Nord, bajo la dirección de la arqueóloga conservadora Maria Jesús de Pedro. Se trata de un yacimiento de la Edad del Bronce fechado entre los años 1800 y 1300 antes de nuestra era.

El área excavada es una dependencia alargada, de unos dos metros de anchura, y discurre paralela a las habitaciones I y II, situadas en la parte superior del poblado y excavadas en los años 80. Los trabajos en el corredor Oeste comenzaron años atrás y en 2004 se alcanzó su extremo meridional, señalado por la presencia de una gran losa sobre el suelo de ocupación, piedra identificada como parte del quicio de la puerta de acceso.

En la campaña de 2006, que se ha desarrollado durante el mes de septiembre, se ha continuado la excavación en un tramo de cuatro metros de longitud “que viene a completar su trazado occidental, a la vez que se ha excavado el espacio que debe corresponder a su extremo septentrional”, según explicó De Pedro.

Los resultados obtenidos por los arqueólogos “muestran continuidad con los resultados obtenidos en anteriores campañas”, afirmó la directora de la excavación, María Jesús de Pedro.

Se trata de una “habitación con una compleja estratigrafía caracterizada por un potente derrumbe de tierra y piedras procedente de los muros que delimitan el asentamiento. Sobre el suelo de tierra se han hallado materiales arqueológicos, como cerámica y restos de fauna, algún objeto de piedra pulida y de sílex; molinos y molederas de piedra y algún objeto metálico”, según De Pedro.

“Entre los hallazgos de la presente campaña cabe destacar una quesera cerámica, un cuchillo de sílex retocado en ambos filos, un brazalete de arquero de piedra pulida y la presencia de gotas de metal, cobre o bronce, que podemos interpretar como el resultado de cierta actividad metalúrgica en el interior del Corredor Oeste”, comentó la arqueóloga.

La excavación ha discurrido entre el 28 de agosto y el 30 de septiembre y en ella han participado diversos estudiantes y licenciados de las universidades de Valencia y Alicante. El presupuesto invertido por la Diputación de Valencia ha sido de 14.000 euros.

Conocido desde 1928, el poblado comenzó a excavarse en 1984, a instancias del Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Diputación de Valencia, bajo la dirección de Maria Jesús de Pedro. Situado en el paraje de La Vallesa de Mandor, al oeste de la ciudad de Valencia y a corta distancia del río Turia, el asentamiento cuenta con una gran edificación, posiblemente de carácter comunal, y una serie de construcciones externas como las cisternas, las terrazas o el camino de acceso desde el lado sur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *