Territorio libera más de 29.000 ejemplares de Samaruc, Fartet y Punxoset criados en cautividad

VALENCIA, 8 (EUROPA PRESS)

Más de 29.000 ejemplares de Samaruc, Fartet y Punxoset criados en cautividad serán reintroducidos en su medio natural en los diferentes humedales de la Comunitat Valenciana. Las sueltas, que llevará a cabo la conselleria de Territorio y Vivienda, comienzan este mes y se prolongarán hasta noviembre, según explicaron fuentes de la Generalitat.

De todos, 21.000 son ejemplares de Samaruc, una especie endémica de la Comunitat Valenciana y una de las más representativas. Las sueltas de Samaruc se llevarán a cabo en la Marjal de Pego-Oliva, la marjal del Moros, el Parque natural de L”Albufera y la Marjal de Xeresa.

Según destacó el conseller de Territorio y Vivienda, Esteban González Pons, “estas reintroducciones están dentro de los programas de refuerzos poblacionales que recogen los planes de Recuperación del Samaruc y del Fartet y tienen por objeto aumentar las densidades de individuos para poder sacar a la especie del peligro de extinción”.

Explicó que mediante este tipo de actuaciones el Samaruc se está recuperando y la mayoría de sus poblaciones se encuentran estables. “Si continúa con esta progresión, podría salir de la extinción para pasar a catalogarse como Vulnerable”.

El Samaruc es una especie endémica de la Comunitat Valencia, lo que significa que únicamente existe en la autonomía valenciana. Puebla lagunas y ríos en muy buen estado, por lo que se convierte en un “importante bioindicador”, indicaron.

Por su parte, el Fartet se reintroducirá en las Salinas de Villena, donde existe una variedad genética específica del interior, concretamente, de la comarca de l”Alt Vinalopó, de mucho interés científico que, mediante este programa, en estos momentos existe en libertad. También se reintroducirá el Fartet en el Parque Natural del Hondo.

En todos estos espacios naturales, las poblaciones de Fartet y de Samaruc se encuentran estabilizadas y en crecimiento constante desde hace diez años, cuando se comenzó con el programa de sueltas. Este año, y por primera vez, se probará con el espinoso para comprobar si el sistema funciona.

Con el Punxoset se probó el año pasado por primera vez la reintroducción con esta especie y fue un éxito como las realizadas en la Marjal de Pego-Oliva, donde ya se han hallado poblaciones estables. “En vista del éxito se van a soltar este año en la Reserva de Algemesí”, explicó González Pons. Este año se va a experimentar sueltas con otra especie, la Colmilleja, y se harán en Polinyá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *