Descubren un centro alfarero prefenicio “único en Andalucía” en un yacimiento arqueológico de Villamartín (Cádiz)

VILLAMARTIN (CADIZ), 6 (EUROPA PRESS)

La excavación que durante dos meses se ha desarrollado en un yacimiento arqueológico denominado Torrevieja Baja, bajo el actual casco urbano de Villamartín (Cádiz), finalizó esta semana con “notables” resultados científicos, ya que, según informó a Europa Press el Ayuntamiento del municipio serrano, se ha descubierto un centro alfarero prefenicio “único en Andalucía”.

La primera fase de los trabajos de excavación reveló “importantes” restos del urbanismo de Villamartín pertenecientes a su fundación moderna –en 1503– y de sus infraestructuras hidráulicas y habitacionales, así como estructuras artesanales, niveles de habitación y un enterramiento pertenecientes al Bronce Final tartésico, datado de forma preliminar entre los siglos X-IX antes de Cristo.

Aunque diversas estructuras de esta época, como hogares relacionados con cabañas construidas como materias vegetales y adobes, así como pequeños hornos alfareros, se reparten por todo el área excavada, en el sector sur del solar se concentraban los restos “más interesantes”, como el cadáver inhumado de un niño o un joven bajo la habitación de una vivienda.

El hecho de que el cadáver se inhumara ha interesado a los investigadores, ya que el ritual de enterramiento tartésico se basaba en la incineración, por lo que manejan dos teorías, la antigua costumbre de no desvincular a los niños del hogar tras su fallecimiento, o que se enmarque en una fase histórica anterior a la implantación de la incineración.

El horno alfarero principal y mejor conservado se encuentra asociado a estas estructuras de habitación y de enterramiento, una estructura construida con piedras y arcillas con la cámara de planta oval y canal de alimentación rectangular. Los responsables de la excavación sostienen que en todos estos contextos del Bronce Final no se ha encontrado ninguna cerámica a torno del tipo de horno, de características muy primitivas, sin separación probable entre cámara de combustión y cocción, por lo que la ausencia de cualquier influencia tecnológica fenicia, confirma que “es el horno alfarero más antiguo conocido en Andalucía para esta época”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *