Estudios en el yacimiento del Sidrón confirman la existencia de diferencias entre los neardentales de Europa

OVIEDO, 27 (EUROPA PRESS)

Los avances realizados en el yacimiento del Sidrón, en el municipio asturiano de Piloña, permiten afirmar la existencia de “diferencias” entre los grupos de Neandertales de Europa, ya que los restos hallados albergan diversas peculiaridades con respecto a los obtenidos en otras excavaciones del continente.

Según indicó hoy en Oviedo el arqueólogo del Centro Superior de Inteligencia (CSIC), Antonio Rosas, los restos encontrados en el Sidrón suponen un “logro en arqueológica física”, y lo convierten en el yacimiento más importante de la península Ibérica, que “pronto” se convertirá en un “referente” para las investigaciones europeas e internacionales.

A la presentación también asistió la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, quien valoró la “importante labor” del equipo técnico que “convertirá al yacimiento en un referente mundial”.

Los resultados obtenidos desde 1999 en el yacimiento del Sidrón han abierto nuevas vías de investigación en el estudio de los neandertales en Europa. Hasta ese momento se pensaba que se trataba de un grupo compacto y homogéneo.

Sin embargo, los hallazgos del Sidrón revelan diferencias “mínimas pero considerables” que permiten hablar de diversidad entre los pueblos de neandertales que poblaron Europa. Principalmente, los resultados del Sidrón se están comparando con los de los yacimientos de Alemania y Croacia, y las primeras conclusiones destacan “las variables existentes entre los diferentes grupos que por el momento no se pueden especificar”, apuntó Rosas.

En el yacimiento se han identificado restos óseos de 8 individuos diferentes, 2 adultos, 2 adolescentes, 1 juvenil y 1 infantil, y actualmente se están analizando las posibles conexiones genéticas que puedan existir entre ellos.

“Según las últimas pruebas de Carbono 14 junto con análisis más detallados, se han datado los restos con una antigúedad en torno a los 45.000 o 50.000 años”, indicó el director de la excavación, Javier Fortea.

La característica más relevante de esta excavación es que se han podido obtener secuencias de más de 300 nucleótidos. Así, el ADN nuclear de los restos hallados permite obtener con “más detalle” la historia evolutiva de los neandertales en Europa “tanto desde el punto de vista fisiológico y cognitivo, como el relacional entre los congéneres”, señaló el profesor de la Universidad Pompeu Fabra y responsable de la investigación genética del yacimiento, Carles Lanueza.

Fortea recordó, sin embargo, que “aun queda un alto porcentaje de la galería del Osario sin excavar”, por lo que “todavía pueden aparecer hallazgos de gran trascendencia”.

En esta campaña se han encontrado más de 50 restos óseos, principalmente dentición y esquirlas de huesos largos. “La dentición conserva especialmente bien la carga genética, por lo que estos hallazgos han sido muy importantes”, valoró Rosas.

Por último, Migoya recordó que el Gobierno del Principado ha invertido más de medio millón de euros en subvencionar los materiales y elementos técnicos de la investigación desde 1999. Asimismo, la consejera destacó el convenio de dotación económica que el Gobierno autonómico firmó en 2003 con el equipo, a través del cual se le concedió más de 300.000 euros.

Asimismo, la consejera manifestó la intención de su gabinete de renovar el convenio en enero del 2007, al tener en cuenta “la importancia que tiene para Asturias y para el mundo científico internacional”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *