Espacio.- La sonda europea que llegó ayer a la Luna proporciona datos inesperadamente valiosos

DARMSTADT (ALEMANIA), 4 (EP/AP)

La sonda espacial europea SMART-1 envió datos inesperadamente valiosos sobre la composición geológica del satélite y su posible origen antes de estrellarse en la superficie de la Luna ayer domingo. El objetivo principal de la misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) era probar un nuevo sistema de propulsión que permitirá una propulsión más eficiente para futuras misiones interplanetarias, pero conforme la sonda se acercaba a la Luna fue proporcionando imágenes más y más detalladas de la superficie del satélite.

“Ha sido una misión muy exitosa para la agencia”, declaró el jefe de la misión, Gerhard Schwehm durante una rueda de prensa en el control de misión de la ESA en Darmstadt, Alemania. “Ha sido una demostración de tecnología mejorada que nos ha proporcionado montones de bellos datos científicos”, afirmó.

La misión SMART-1 concluyó en la madrugada del pasado domingo, cuando la sonda alunizó en una planicie volcánica del hemisferio sur denominada Lago de la Excelencia. El choque de la SMART-1, que se produjo a una velocidad de 7.200 kilómetros por hora, levantó una nube de polvo y materiales lunares de unos 78 kilómetros cuadrados que permaneció en suspensión menos de diez minutos. Durante ese tiempo los científicos han podido recoger valiosa información sobre los materiales que se encuentran bajo la superficie lunar.

El escáner de rayos X, miniaturizado hasta alcanzar el tamaño de una tostadora, emitió datos sobre la Luna hasta dos segundos antes del impacto, según informó Manuel Grande, científico de la Universidad de Gales que estaba a cargo del aparato. Este escáner puede detectar calcio desde la órbita, por lo que es capaz de realizar mediciones y trazar mapas de los principales elementos que componen la luna: aluminio, magnesio, silicio, calcio y hierro.

“Las lecturas sobre el calcio son particularmente satisfactorias”, afirmó grande, quien explicó que “esta el la primer oportunidad de realizar un inventario de los elementos rocosos que forman la Luna”. A pesar de que las misiones Apolo estadounidenses han recogido muestras lunares y han estudiado la superficie del satélite, la SMART-1 ha sido la primera que ha podido explorar toda la superficie lunar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *