Trece especies de rapaces nidifican en el Parque Natural de la Sierra de Espadán

VALENCIA, 22 (EUROPA PRESS)

El Parque Natural de la Sierra de Espadán alberga importantes poblaciones de aves rapaces y en la actualidad, trece especies nidifican dentro de este espacio, según informaron hoy fuentes de la Generalitat, que apuntaron que éste fue “el principal motivo” por el cual fue declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en 2000 por la Unión Europea, en virtud de la Directiva 79/409/CEE de Aves Silvestres, formando parte de la red Natura 2000.

Las especies de aves rapaces que se reproducen en este parque natural son el águila perdicera, el águila culebrera, el águila calzada, el ratonero, el halcón peregrino, el azor, el gavilán, el cernícalo común, el búho real, el cárabo, la lechuza, el mochuelo y el autillo (Otus scops), según las mismas fuentes. Además, agregaron, se pueden observar ejemplares de águila real y buitre leonado.

El director del parque, Antonio Cases, apuntó que “entre todas estas aves, destaca la presencia del águila azor perdicera, un ave amenazada y catalogada como vulnerable en el Catálogo Valenciano de Especies Amenazadas y que cuenta con una importante población en esta sierra”.

Cases señaló que “en estos momentos, todas las poblaciones están totalmente estabilizadas y desde el Parque Natural se realiza un exhaustivo control, con un interés especial en aquellas aves más amenazadas como el águila perdicera, que cuenta con una población de 6 parejas en el entorno del Espacio Natural Protegido”, precisó.

Este seguimiento consiste en la realización de visitas a las zonas de nidificación para comprobar el arreglo de nidos, la puesta e incubación, el número de pollos y la fecha en que vuelan por primera vez. En los últimos años, la población se mantiene estable, indicaron.

Además, la Conselleria de Territorio y Vivienda desarrolla en todo el territorio de la Comunitat Valenciana una serie de acciones para la conservación del águila perdicera. Entre ellas destaca el plan para la eliminación de tendidos eléctricos, la principal causa de muerte en esta especie. La Comunitat Valenciana posee la segunda población más importante de águila perdicera de Europa y de España, por detrás de Andalucía.

Por otro lado, las mismas fuentes comentaron que la práctica de la colombicultura en un entorno donde existe una importante población de aves rapaces genera en ocasiones conflictos, ya que estas aves pueden capturar las palomas y sufrir represalias. Con el objetivo de minimizar esta afección se disponen de palomares barrera ubicados en la Sierra de Espadán, de modo que las aves rapaces de este enclave se alimenten de esas palomas y no se desplacen hasta las zonas donde se practica la colombicultura.

Las palomas proceden de los ejemplares descartados por los colombaires, así como de las capturas de palomos en los parques y jardines de la ciudad de Castellón, ya que el gran número de palomas domésticas que existen en las ciudades ocasiona problemas de salubridad, higiene y suciedad en parques, jardines y monumentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *