Espacio.- La nueva definición de planeta permitirá la incorporación masiva de otros cuerpos celestes, según un experto

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El astrónomo Mario Tafaya, del Observatorio Astronómico Nacional (OAN), afirmó hoy que la nueva definición de planeta que puede ser aprobada por la Unión Astronómica Internacional (IAU) permitirá la incorporación masiva de otros cuerpos celestes al Sistema Solar con la categoría de planeta, de ahí que haya que establecer un corte y definir los criterios específicos para poder establecer una lista más fiable de “planetas oficiales”.

En caso de que la IAU decida en su asamblea general del 24 de agosto aprobar la definición propuesta que considera planeta a todo objeto celeste que “gire alrededor de una estrella y tenga suficiente masa (800 kilómetros de diámetro aproximadamente) para que su propia gravedad le permita tener forma esférica”, se incluirían al Sistema Solar tres nuevos cuerpos celestes (Ceres, Caronte y 2003 UB313, también conocido como “Xena”), aunque Tafaya destacó en declaraciones a Europa Press que ya hay 12 propuestas de otros cuerpos “que también cumplirían las características requeridas”.

De esta forma, cuerpos celestes con nombre oficial pero que de momento no eran considerados como planetas, como Sedma, Orcus, Quaoar o Varuna, se incluirían en la nueva clasificación de “planetas plutones” que determina la IAU para diferenciar de los planetas clásicos de aquellos que presentan peculiaridades “en su órbita y su formación”. Por ello, insistió en dar una información “amplia y concreta” ya que hay aproximadamente unos cien objetos dando vueltas alrededor del Sol”.

Además, Tafaya destacó que la definición propuesta permite ser aplicable a otras estrellas además del Sol, ya que no especifica “una órbita sobre una estrella concreta”, así como también manifestó sus dudas ante la posible consideración de otros objetos celestes “que no sean completamente esféricos”.

Sin embargo, Tafaya destacó la importancia de esta nueva clasificación, que ya se evitó en otras ocaiones “en parte por no confundir a la sociedad”, y que también acabaría con la polémica surgida tras el descubrimiento del cuerpo 2003 UB 313, ya que su tamaño mayor que Plutón hizo que se cuestionara su estatus de planeta y que en parte “ha motivado la búsqueda de esta reclasificación”.

No obstante, el astrónomo del OAN insistió en que era “una decisión necesaria” para tratar de adaptarse a los resultados científicos más modernos, al tiempo que se puede convertir en una “decisión histórica” que obligue a cambiar “la percepción tradicional del Sistema Solar, desde el diccionario de la Real Academia a los libros de texto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *