Ciencia.- Científicos japoneses estudian la posibilidad de reproducir embriones de mamut en un laboratorio

WASHINGTON, 12 (EP/AP)

Un grupo de investigadores japoneses analiza la posibilidad de utilizar esperma de animales congelados, para inseminar a sus parientes vivos, gracias a varios cadáveres intactos de mamut, recuperados durante las excavaciones en las nieves de Siberia.

Hasta ahora, el grupo ha tenido éxito con ratones, algunos congelados hasta por 15 años. El líder del equipo investigador, doctor Atsuo Ogura, dice que podría realizar experimentos con animales más grandes.

“En su estudio, los índices de éxito con esperma de cadáveres congelados durante 15 años fueron muy superiores a lo esperado. Así que la posibilidad de revivir al mamut podría superar también las expectativas”, dijo Ogura, entrevistado mediante correo electrónico.

Aunque el esperma congelado es usado comúnmente por los bancos de semen, el equipo encabezado por Ogura en el centro Riken de recursos biológicos de Ibaraki, Japón, trabajó con esperma de ratones completamente congelados o de órganos en congelación.

“Si los espermatozoides de especies extintas de mamíferos pueden recuperarse de cadáveres congelados durante millones de años en nieves eternas, podrían volver a la vida al inyectar ese esperma en (óvulos de) hembras de especies estrechamente relacionadas”, dijeron los investigadores en un documento publicado el martes por Proceedings of the National Academy of Sciences.

El doctor Robert W. McGaughey, director de laboratorio en el Instituto de Estudios Reproductivos en Scottsdale, Arizona, comentó que en vista de que los ratones completamente congelados fueron preservados durante 15 años antes de obtener el esperma, “es claramente posible que algún día seamos capaces de obtener descendencia de animales en extinción, congelados a temperaturas razonables por periodos muy largos”.

McGaughey, que no fue parte del equipo investigador, dijo que la desventaja es que un animal extinto debería haber permanecido a temperaturas muy bajas y constantes. El deshielo y la nueva congelación podrían causar daños orgánicos.

Los elefantes serían candidatos potenciales para la inseminación en busca de revivir al mamut, dijo Ogura. Sugirió también que podrían intentarse experimentos con especies desaparecidas de felinos y sus parientes actuales.

Pero el doctor Peter Mazur, biólogo de la Universidad de Tenesí, se mostró menos entusiasta.

Mazur ha trabajado con óvulos y esperma congelado y presidió la Sociedad de Criobiología. Consideró que no hay probabilidades de que las especies hayan permanecido congeladas a temperaturas suficientemente bajas para evitar la degradación química de su ADN durante cientos de miles de años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *