La mitad de las reacciones alérgicas a himenópteros requieren atención en urgencias, según estudio

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

La mitad de las reacciones alérgicas a himenópteros requieren atención en urgencias, siendo entre julio y septiembre las fechas en las que se producen la mayoría de los casos de picaduras, según los datos de un estudio elaborado por la Sociedad Catalana de Alergología e Inmunología Clínica (SCAIC).

En este sentido, la mayor incidencia en los meses de verano se debe a las altas temperaturas que “multiplican la actividad de estos insectos”, según informó hoy en un comunicado la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Asimismo, en España unas 800.000 personas son alérgicas al veneno de estos insectos, mientras que anualmente se realizan más de 2.000 consultas por esta causa.

En España, los casos de fallecimiento por alergia a picadura de himenópteros se sitúan entre los 5-20 por año y en 8 de cada 10 casos la reacción se produce por una sola picadura. Cuando la persona picada es alérgica al veneno inoculado, puede presentar reacciones que requieran atención urgente, como mareos, urticaria, hipotensión, broncoespasmo, debilidad y pérdida de consciencia.

Aunque lo habitual es que los alérgicos a este tipo de picaduras sufran “simples reacciones como urticaria o hinchazón”, un 50% presenta síntomas de ahogo, alteraciones del sistema circulatorio o hipotensión y un 25% requiere atención en urgencias o ingreso hospitalario por pérdida de conocimiento. De hecho un 75% de los casos fueron atendidos en urgencias, aunque un 25% lo hicieron por las reacciones más graves, como pérdida de conocimiento.

Por ello, el doctor Lluis Marqués, coordinador del Comité de Alergia a Himenópteros de la SEAIC, destacó que existe “un predominio de personas alérgicas a avispas” frente a las que lo son a las abejas, mientras que más de la mitad de las picaduras de himenópteros se producen cuando las personas realizan actividades al aire libre.

Del mismo modo, los alergólogos recomiendan a las personas que han tenido una reacción alérgica tras una picadura de insecto que se sometan a las pruebas de alergia y pautar una desensibilización al veneno causante de la alergia. Según indicó el doctor Marqués, el único tratamiento eficaz frente a las reacciones graves consiste en “la administración de vacunas desensibilizantes” de veneno de himenópteros con una dosis progresivamente crecientes del veneno al que el paciente es alérgico durante un plazo de cinco años.

Pese a todo, la precaución comienza con la propia conducta frente a los temidos insectos, y para eludir su presencia la SEAIC recomienda evitar los colores llamativos, así como la comida o los refrescos en lugares donde son abundantes. En caso de que se acerquen es recomendable “permanecer inmóvil”, porque cualquier movimiento brusco “puede ser interpretado como una amenaza y acabar en picadura”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *