UE.- Bruselas advierte del riesgo de cáncer de piel por el uso de rayos uva y reclama más garantías en los aparatos

BRUSELAS, 6 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea advirtió hoy del riesgo de aparición de cáncer de piel que corren los usuarios de aparatos de rayos uva, como lámparas o bancos solares, particularmente en personas de piel más clara, con dificultad para broncearse o menores de 18 años. En el plano industrial, propuso modificar la normativa en la materia para que los aparatos tengan límites más estrictos en su capacidad de emitir radiaciones.

El Ejecutivo comunitario difundió las conclusiones de un estudio realizado por el Comité Científico de Productos de Consumo que indica que “el uso de aparatos de rayos ultravioletas es susceptible de aumentar el riesgo de melanoma maligno en la piel”.

Este peligro es mayor en la población de riesgo, particularmente personas de piel sensible, aquellas que normalmente tienen dificultades para broncearse, las que tienen pecas o lunares o quienes presentan antecedentes de melanoma. A todos ellos la Comisión les reclamó hoy “no utilizar aparatos de bronceado con fines estéticos”.

Por otra parte, señala que este riesgo es “particularmente elevado entre los jóvenes”, por lo que tampoco recomienda su uso a una edad inferior a los 18 años.

La Comisión recogió los datos del Comité Científico con un doble enfoque, relativo al área de la sanidad pero también al de la industria, dirigido a la fabricación y uso de los aparatos de bronceado.

Por lo que respecta a la sanidad, Bruselas recuerda que no tiene más competencias que hacer recomendaciones a los Estados miembros, por lo que estima que es “absolutamente prioritario informar a los consumidores” sobre las recomendaciones del informe de los expertos.

En el plano industrial, pedirá que los organismos nacionales de normalización de los aparatos impongan límites a las radiaciones de rayos ultravioleta, ya que en la actualidad no existen. En concreto, propone una modificación de la norma comunitaria en la materia en el marco de la directiva de “baja tensión” que fija los objetivos de salud y seguridad aplicables a los bancos solares.

El comisario de Empresa e Industria, Gúnter Verheugen, recordó en un comunicado a los Estados miembros que los aparatos de rayos ultravioletas “tienen que acompañarse de anuncios e instrucciones apropiadas para reducir el riesgo de los usuarios” y reclamó a los países y a los profesionales del sector que “velen por el buen uso de los bancos solares”.

Por su parte, el comisario de Salud y Protección del Consumidor, Markos Kyprianou, afirmó que “me temo que un uso abusivo de estos aparatos con fines estéticos no lleva más que a un aumento de la incidencia de los cánceres de piel”, por lo que consideró necesario “reaccionar rápidamente para sensibilizar al público de los riesgos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *