Un congreso en Barcelona reúne a 120 botánicos para analizar el grupo de plantas de las margaritas y los girasoles

BARCELONA, 3 (EUROPA PRESS)

Un total de 120 botánicos de 36 países de todo el mundo se reúnen desde hoy y hasta el próximo 10 de julio en Barcelona para participar en un congreso en el que analizarán el grupo de plantas a la que pertenecen los girasoles y las margaritas y su impacto medicinal.

El congreso, organizado por el Instituto Botánico de Barcelona, en colaboración con el grupo The International Compositae Alliance (TICA), pretende coordinar esfuerzos de los mejores especialistas mundiales en la familia de las compuestas y elaborar una nueva obra de referencia.

Las compuestas, a las que pertenecen plantas tan conocidas como los girasoles, las margaritas o las dalias, son la mayor familia del mundo vegetal, ya que integra a unas 25.000 especies, lo que supone que una de cada diez plantas pertenece a este grupo.

Los últimos diez años han revolucionado los conocimientos sobre este grupo de plantas y han dejado obsoletos sobre el conjunto de esta familia. El último gran libro se publicó en 1994, pero el objetivo de este congreso es poder a elaborar una nueva obra de referencia.

Hasta hace poco, la botánica tradicional, basada en la observación y la descripción, señalaba que la familia de las compuestas estaba formada por tres subfamilias. No obstante, las técnicas de biología molecular, basadas en el análisis del ADN, ha permitido descubrir que en realidad ya está formada por 30 subfamilias.

El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y director del Instituto Botánico de Barcelona, Alfonso Susanna, aseguró hoy que se trata del avance más significativo de los últimos diez años.

El conocimiento de las subfamilias también tiene importancia desde el punto de vista práctico. “Si se descubriera que una determinada compuesta de África tiene una utilidad práctica y hubiera plantas de la misma subfamilia en Europa, sabríamos en qué plantas debemos buscar propiedades similares”, apuntó.

Susanna comentó el caso de las apocináceas de Madagascar. Hace algunos años se descubrió que estas plantas, que son venenosas, podían ser interesantes desde un punto de vista químico. Esto permitió descubrir que una de estas plantas era eficaz para tratar la leucemia infantil.

El congreso, que acogerá a participantes de países de Europa, América, África y Asia, tratará sobre los aspectos químicos y medicinales de las plantas, la actualización de la clasificación de esta familia vegetal o el estado de conservación de las compuestas en el mundo.

Al encuentro, asistirá el profesor Vernon Heywood, de la Universidad de Reading (Reino Unido), una de las máximas autoridades europeas en el mundo de la botánica. Heywood es pionero en el conocimiento de la flora española y uno de los autores de la obra de referencia “Flora Europaea”.

También contará con la presencia del profesor Harold Robinson, de la Smithsonian Institution de Washington (Estados Unidos). Botánico y entomólogo, de reconocimiento internacional, ha descrito más de 2.800 nuevas especies y está considerado como la máxima autoridad mundial en este campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *