Un investigador del CSIC participa desde hoy en una misión arqueológica en Siria

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El epigrafista del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ignacio Márquez Rowe viaja hoy al valle del Éufrates, en Siria, para participar en la segunda campaña arqueológica hispano-siria del Proyecto Medio Éufrates Sirio. El grupo de investigadores intentará encontrar la frontera norte delantiguo reino sirio-mesopotámico de Mari (2900-1760 a.C.) y continuará analizando distintos yacimientos fechados en la Edad del Bronce.

El proyecto científico en Siria, con un mes de duración, tiene dos líneas de investigación. La primera, es estudiar el reino de Mari, ubicado en el valle del Éufrates, en Deir ez-Zor, en la Siria oriental. Márquez destaca que “se trata de una zona estratégica porque se sitúa entre los dos afluentes de este río y es una región que nunca ha sido estudiada, por lo que los descubrimientos que se hagan pueden ser significativos”.

La segunda parte del proyecto consiste en la excavación arqueológica de la ciudad y la necrópolis bizantina de Tall as-Sin (Colina del Diente, en castellano). El yacimiento, que se encuentra en la ribera izquierda del Éufrates y a 10 kilómetros al sureste de Deir ez-Zor, tiene una superficie de unas 25 hectáreas y está formada por tres partes diferenciadas.

En el extremo suroeste se encuentra la colina principal, desde donde se extiende una ciudad en forma de pentágono irregular, delimitada por un recinto amurallado de adobe. El sistema defensivo se completa con un foso excavado en la roca. Fuera de los muros se encuentra la gran necrópolis de la ciudad, que se extiende hacia el norte y noreste, de la que se desconoce el nombre.

POLÍTICA DEL EMPERADOR JUSTINIANO

Márquez apunta que “el gran tamaño del yacimiento, su estructura urbana, así como su carácter fortificado, una muralla de adobe de 3,40 metros de altura y un foso, hacen pensar que se trata de una antigua polis”.

Tall as-Sin podría ser uno de los lugares afectados por la política del emperador Justiniano, que desde su ascensión al trono en el año 527 d.C., inició una amplia reforma de la organización militar de Oriente. Para ello, promovió distintos trabajos para fortificar las ciudades de Mesopotamia, Osroena y Eufratesia. Poco después, el valle del medio Éufrates se convertiría en una zona de paso para los ejércitos bizantino y persa sasánida. La ciudad, que hoy yace bajo la colina Tall as-Sin, se encuadra en este contexto histórico de cambio, desde el siglo VI d.C. a la llegada del Islam.

El investigador del CSIC dedicará esta campaña a descifrar e interpretar la información textual, en escritura cuneiforme y lengua acadia, de la frontera norte del reino de Mari, y cualquier inscripción que se recupere del yacimiento bizantino de Tall as-Sin. Asimismo, participará en las labores de prospección y de excavación del proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *