R.Unido.- Los pediatras insisten en la necesidad de inmunizar del sarampión pese a las dudas sobre su vacuna

LONDRES, 27 (EUROPA PRESS)

Un grupo de destacados pediatras y expertos en vacunación infantil de Inglaterra han advertido de la necesidad de que los padres vacunen a sus hijos del sarampión, ya que las dudas generadas por la seguridad de la vacuna contra el sarampión, la rubeola y las paperas, y la consiguiente decisión de algunos padres de no inyectar a sus hijos, podrían incrementar el riesgo de fallecimiento de niños por esta enfermedad.

La respuesta médica viene tras la muerte de un niño sin vacunar que tenía sarampión. La confianza en dicha vacuna cayó en 1998, cuando un equipo dirigido por Andrés Wakefield, del hospital Royal Free, en el norte de Londres, sugirió que pudiera haber un nexo entre el autismo y esta inyección.

En una carta abierta, 30 científicos, incluyendo algunos de los expertos más eminentes del país en salud infantil, exponen un conjunto de pruebas aplastantes que muestran la seguridad de la vacuna y añaden que son necesarias inmunizaciones urgentes para prevenir el brote entre alumnos.

Los expertos manifiestan su preocupación ante el caso de que muchos niños empiecen el colegio sin la vacuna de la rubeola, sarampión y paperas. “Ahora nos enfrentamos con una situación potencialmente seria. Los años de escaso consumo de estas inyecciones significan que muchos niños van a entrar en la escuela sin protección. A no ser que esto se rectifique urgentemente, y se vacune a los niños, habrá remotos brotes y más muertes innecesarias” sentenciaron.

La advertencia llega cuando Inglaterra afronta el mayor brote de sarampión de los últimos veinte años y sus padres mantienen a sus niños sin vacunar ante las acusaciones infundadas que relacionan la vacuna del sarampión con el autismo.

La Agencia de Protección Sanitaria constató 449 tratamientos por sarampión en lo que va de año, es decir que en estos seis meses se han dado más casos que en todo el año 2003, en los que se trataron a 438 pacientes. En 2005, había sólo hubo 77 afecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *