El consumo moderado de cerveza ayudaría a prevenir enfermedades neurodegenerativas, según estudio

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El consumo moderado de cerveza ayudaría a disminuir uno de los factores de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, ya que esta bebida fermentada contiene silicio, un mineral que parece interaccionar con el aluminio, metal neurotóxico que se relaciona con la demencia y otros desórdenes como la enfermedad de Alzheimer. Esta es una de las principales conclusiones que se desprende del estudio “La cerveza como fuente dietética de silicio y su efecto protector frente a la intoxicación por aluminio: influencia sobre la absorción y la acumulación de este metal neurotóxico”, desarrollado por las doctoras María José González Muñoz e Isabel Meseguer Soler, del departamento de Nutrición, Bromatología y Toxicología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Alcalá de Henares, informó hoy el Centro de Información Cerveza y Salud en un comunicado.

La cerveza es una de las principales fuentes de aporte de silicio a la dieta junto con el café, el agua, los plátanos, las judías verdes y las espinacas. “Contiene aproximadamente 36 mg/l de silicio biodisponible, lo que implicaría que un consumo moderado de cerveza (dos cañas al día de 200 ml.) aportaría aproximadamente el 50% de la ingesta diaria recomendable de silicio” aunque -aclaran las especialistas- “los requerimientos diarios de este elemento no están en la actualidad totalmente establecidos”.

Tras la investigación, González y Meseguer aseguraron que “debido a una posible interacción entre el aluminio y el silicio observada a nivel del tracto gastrointestinal, y a la disminución de la presencia de aluminio en plasma y tejido cerebral, podríamos indicar que el silicio -en forma de ácido silícico- puede reducir la biodisponibilidad del aluminio, y por tanto, sería un elemento a considerar como factor de protección frente a este metal”.

En ese sentido, consideraron que “un aporte moderado de cerveza podría ser tenido en cuenta en los hábitos dietéticos de la población como posible factor protector” y recordaron la reciente inclusión de esta bebida en la pirámide nutricional de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

Según señala el Centro de Información Cerveza y Salud, “las conclusiones de este estudio confirman los resultados obtenidos por otros investigadores que indican que el silicio actuaría limitando la absorción de aluminio en el tracto gastrointestinal y por tanto disminuyendo la acumulación de este metal tóxico en el organismo, incluyendo el tejido cerebral”.

Los enfermos de Alzheimer presentan una dificultad en su tractogastrointestinal para eliminar adecuadamente el aluminio, que ingresa al organismo ya sea a través del agua y del consumo de varios alimentos como té, pepinillo, apio, vegetales de hoja, pimienta, mostaza, sal, cacao, etc. En una persona sana, la eliminación de esta sustancia se produce naturalmente a través de la orina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *