SEO e Iberdrola llegan a cuerdo para eliminar tendidos eléctricos en la zona de aves del norte de la provincia de Ávila

ÁVILA, 24 (EUROPA PRESS)

La Sociedad Española de Ornitología (SEO) ha llegado a un acuerdo con la empresa eléctrica Iberdrola para que ésta suprima tendidos eléctricos en la Zona de Especial Protección de las Aves (Zepa) “Tierra de campiñas”, al norte de la provincia de Ávila, donde existe uno de los reductos europeos de aves esteparias.

Según el director ejecutivo de Seo, Alejandro Sánchez, en la actualidad “se estudia la situación donde es más importante evitar la mortandad de las aves para indicar a Iberdrola los lugares donde es prioritaria la eliminación de los tendidos” de cara a su sustitución por cableado subterráneo de acuerdo a los presupuestos de que disponga la empresa.

De todos modos, la supresión de estos tendidos sólo puede afrontarla Iberdrola en los casos de cableado y torres de su propiedad, ya que “en una zona de regadío como ésta son muchos los que no son de a empresa eléctrica y pertenecen a los propietarios de cada explotación”.

Sánchez realizó hoy estas manifestaciones a Europa Press con motivo de la celebración de la asamblea general ordinaria de la SEO en Madrigal de las Altas Torres (Ávila), localidad incluida en esta Zepa donde pueden avistarse aves como la avutarda, el sisón o -entre otras- el cernícalo primilla.

Antes de la asamblea, miembros de Seo conocieron sobre el terreno algunos problemas para las aves de la zona, como es la roturación de los labajos o la repoblación de pinares.

También visitaron el Centro de Interpretación de la Naturaleza de Madrigal y acudieron a la inauguración de la exposición fotográfica “Ecosistemas abulenses”, realizada por los abulenses Gabriel Sierra y José Luis Rodríguez.

Por otra parte, en la asamblea se repasaron algunos de los problemas conservacionistas de Castilla y León, como es el proyecto de construir una estación invernal en San Glorio (León), en el que la SEO se pronuncia en contra “junto a todas las organizaciones ambientales del país”, y los últimos envenenamientos de águilas imperiales, como el ocurrido en abril en la Sierra de Ávila.

La Sociedad Española de Ornitología, que cuenta con 32 grupos y ocho oficinas regionales, ratificó el ingreso de nuevos grupos locales en Donosita, Huelva, Granada, Cáceres y Talavera de la Reina (Toledo), además de la nueva delegación territorial en Extremadura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *