La calidad de asistencia a los pacientes depende de los nuevos avances tecnológicos en investigación, según un experto

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La calidad de la asistencia a los pacientes depende de la iniciativa en ensayar nuevos procedimientos diagnósticos y terapéuticos basados en los resultados de los proyectos de investigación y ensayos clínicos, gracias siempre “al entusiasmo de los médicos en la utilización de todos los medios que la tecnología les ofrece”, señaló el doctor Carlos Olivier, del Hospital Clínico San Carlos. Para el experto, la urología “ha dado un cambio radical en los últimos diez años y se ha convertido en una especialidad médico-quirúrgica con toda una serie de patologías distintas en constante avance y renovación”.

En cuanto a los avances más significativos logrados por la urología durante los últimos años, Olivier destacó la incorporación de las técnicas de laparoscópica y robótica en el tratamiento de los tumores o las nuevas modalidades de tratamiento quimioterápico y moduladores de la respuesta biológica. “No sólo a nivel uro-oncológico, si no que también apartados tan importantes como son la litiasis, el trasplante renal, la andrología o la incontinencia urinaria han modificado sustancialmente sus esquemas de tratamiento con la incorporación de innovadoras modalidades terapéuticas”, puntualizó el especialista.

Asimismo, este especialista consideró vital la investigación de la industria farmacéutica. “Creo en la buena colaboración entre el médico y la industria farmacéutica para diseñar trabajos que tengan un interés clínico. Nosotros no somos investigadores básicos y lo que pretendemos es hacer investigaciones clínicas en las que podamos obtener datos para luego utilizar directamente en el paciente”, añadió el urólogo.

Por otra parte, Olivier acaba de ser galardonado con el premio a la “Mejor Tesis doctoral de tema uro-oncológico”, que conceden la Asociación Española de Urología y AstraZéneca. Su proyecto consiste en la cuantificación en sangre periférica de células endoteliales y células prostáticas, con la finalidad de estudiar y modular la respuesta a los tratamientos con quimioterapia, hormonoterapia y bifosfonatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *