Científicos británicos desarrollan un análisis que permite elegir embriones libres de enfermedades congénitas

Grupos provida alertan de las implicaciones morales de la técnica y temen que pueda extenderse la selección

LONDRES, 19 (EUROPA PRESS)

Un grupo de investigadores británicos ha descubierto cómo evitar que parejas con enfermedades hereditarias transmitan a sus hijos su trastorno genético, gracias a una fecundación in vitro que posibilitará escoger a embriones sin afecciones, según el Guy Hospital de Londres.

Hasta 4.000 desórdenes del metabolismo en los genes, como la fibrosis quística o la distrofia muscular, podrán detectarse con esta nueva técnica, que se presentará en una conferencia sobre fertilidad en Praga, según la BBC. Además, permitirá a los doctores comprobar el riesgo potencial de otras enfermedades mediante un descubrimiento del que podrán beneficiarse más de cien familias al año.

En la actualidad, hay cinco mujeres con trastornos genéticos graves que están embarazadas tras someterse a esta prueba, desarrollada por el personal del Guy Hospital y bautizada en inglés como “Pre-implantation Genetic Haplotyping” (PGH).

El PGH examina a padres u otros hijos de parejas afectadas con alguna enfermedad congénita, para descubrir las anormalidades de su ADN cromosómico. Con este dato, se le quita una célula al embrión y es tratada en el laboratorio para crear más copias del genoma. En ellas, se buscan marcadores que manifiesten la existencia de dos unidades de este tipo, denominado haplotipo, en un embrión, lo que mostrará si está afectado.

Mediante el análisis, se pueden detectar haplotipos en los padres y así podrán seleccionarse más embriones para su uso en la fecundación artificial. La prueba también permite identificar las mutaciones genéticas culpables de la fibrosis cística.

Sin embargo, estos análisis han levantado polémica porque conllevan, inevitablemente, a la destrucción de embriones. Josephine Quintavalle, del grupo “Comentario sobre la Etica Reproductiva”, alertó sobre la posibilidad de que los análisis puedan extenderse. “Me horroriza pensar en esa gente, sentada y juzgando a esos embriones, y decidiendo quien debe vivir y quien debe morir”, declaró a la cadena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *