El Plan de Recuperación del Lagarto Gigante en Canarias plantea la cría en cautividad de 120 reptiles

SAN SEBASTIÁN DE LA GOMERA , 31 (EP/IP)

La Gomera debe disponer al menos de 120 lagartos gigantes nacidos en cautividad para proceder a su liberación en áreas seleccionadas. Así se contempla en el Plan de Recuperación para esta especie en extinción, que fue aprobado por el Patronato Insular de Espacios Naturales durante la última reunión de este organismo vinculado al Cabildo.

El debate e informe sobre esta iniciativa fue uno de los principales asuntos abordados en la reunión del Patronato Insular de Espacios Naturales de La Gomera, que tuvo lugar en la sede principal de la corporación insular, y en la que también se dejo patente la necesidad de un segundo plan de recuperación, que tendrá como fin principal la estabilización de, al menos, 11 núcleos poblacionales para el lagarto.

El presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, recuerda que ya se han desarrollado varias iniciativas encaminadas a la conservación del lagarto gigante de La Gomera, en las que la corporación insular ha colaborado con el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de Valle Gran Rey, donde se localiza el Lagartario que actualmente funciona en la isla.

Precisa que el proyecto de recuperación del lagarto gigante de La Gomera se desarrolla desde hace ya cuatro años, y hace hincapié en que en la actualidad sólo existen 61 ejemplares de este animal, de los que nada más que siete han nacido en libertad.

El máximo representante del Cabildo destaca la importancia de la financiación comunitaria a través del programa Life, y avanza que se está a la espera de la respuesta a una segunda actuación integral que también se ha presentado a esta iniciativa europea, y que este año se centraría en el acondicionamiento de los lugares para la suelta.

Según los detalles de este programa, deberían existir tres lugares para la cría en cautividad; seis serían para reintroducidos, y al menos dos deberían ser naturales, pues el fin último de la recuperación es conseguir que el animal pueda alcanzar un estatus de conservación que le permita dejar de ser considerada como especie amenazada.

De acuerdo con estos parámetros, el Cabildo ha diseñado un plan de actuación a través del que se invertiría un millón de euros para devolver el lagarto gigante de La Gomera a su medio natural.

En el catálogo elaborado por técnicos del Lagartario se puntualiza que los espacios a acondicionar serían cinco: dos puntos en el entorno del Monumento Natural de Los Órganos en Vallehermoso, un punto en el litoral de San Sebastián, una zona conocida como La Morriña, localizada entre el Puerto de Vueltas y el barranco de Argaga, entre Valle Gran Rey y Vallehermoso, y un espacio que se enmarca en los acantilados de Alajeró.

La idea general de este proyecto, en el que se centraría el nuevo Life, es liberar de gatos y pequeños depredadores puntos clave, para que el lagarto pueda desarrollarse sin peligro. Además, se continuaría con los planes de reproducción y difusión realizados hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *