La necropsia realizada al oso que fue hallado muerto en Burbia (León) confirma que se produjo por un disparo

VALLADOLID, 14 (EUROPA PRESS)

Los resultados de la necropsia que se realizó hoy en el Centro de Recuperación de Animales Salvajes de la Consejería de Medio Ambiente en Valladolid confirman que la causa del fallecimiento de un ejemplar de oso macho adulto, hallado ayer en la localidad leonesa de Burbia (León), es un disparo de arma de fuego en el costado izquierdo, según informaron a Europa Press fuentes de la Junta.

Ante esta situación, la Consejería de Medio Ambiente dará traslado del resultado de la necropsia al Seprona y a la Fiscalía al objeto de que los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado realicen la investigación para detener al culpable. El fallecimiento provocado de un ejemplar de oso pardo, al ser especie protegida en peligro de extinción, es constitutiva de delito según el Código Penal vigente.

El cuerpo del animal encontrado muerto ayer se corresponde con un ejemplar de oso pardo adulto en buen estado sanitario y de unos 200 kilogramos de peso. El tiempo estimado desde su fallecimiento oscila entre las 24 y las 72 últimas horas, de acuerdo con el estado sanitario del ejemplar y de las condiciones climatológicas.

El cuerpo fue recogido por personal de la Consejería de Medio Ambiente y agentes del Seprona en la mañana de ayer sábado. Mañana se seguirán haciendo pruebas en el Centro de Recuperación de Animales Salvajes de Valladolid para obtener más información sobre el estado sanitario y otros datos científicos de la biología del animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *