Economía/Energía.- El IDAE y CC.AA. distribuirán lámparas de bajo consumo, que supondrán el ahorro de 25 millones

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), entidad pública empresarial del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, junto a las comunidades autónomas distribuirán más de 200.000 lámparas de bajo consumo entre los ciudadano, lo que supondrá el ahorro de 192 gigavatios hora (GWh) y evitará la emisión a la atmósfera de 128.000 de toneladas de CO2, así como un ahorro en el gasto eléctrico para la economía familiar de 25 millones de euros.

El Ministerio explicó hoy en un comunicado que el objetivo de esta campaña, que constituye una de las medidas contempladas por el Plan de Acción 2005-2007 de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética para España, es concienciar a los ciudadanos de sus ventajas energéticas, medioambientales y económicas, así como lograr la sustitución progresiva de las bombillas convencionales.

El IDAE es el organismo encargado de adquirir lámparas a través de la convocatoria de un concurso público adjudicado por importe de 1,13 millones de euros para obtener exactamente 200.592 lámparas.

Éstas han sido, entregadas por el IDAE a las comunidades autónomas que, a su vez, van a poner en marcha de forma inminente sus respectivas campañas de promoción y distribución entre los ciudadanos con embalaje diseñado específicamente para esta iniciativa, incluyendo un folleto divulgativo redactado en las lenguas oficiales del Estado.

El Ministerio destacó que la iluminación de los hogares representa el 4% del consumo nacional de energía eléctrica, el 1,5% del consumo nacional de energía primaria, el 20% del consumo eléctrico del hogar, lo que supone un gasto por hogar en electricidad de 83 euros al año y el 8% del consumo energético total del hogar. Además, es responsable de la emisión de casi media tonelada de CO2 de origen energético de España.

Las lámparas seleccionadas para la campaña, a través de concurso público, tienen unas características técnicas, que las hacen ser el sustituto “idóneo” de las lámparas incandescentes clásicas, dado que son lámparas fluorescentes compactas con balasto electrónico incorporado de 20 vatios, que permiten sustituir a las lámparas incandescentes de 100 vatios, con etiquetado energético clase A, lo que permite ahorrar un 80% del consumo eléctrico del punto de luz sustituido.

Para este tipo de tecnología, el tipo de luz que emite es lo más parecida al de la lámpara incandescente que sustituye, ya que tiene un rendimiento de color alto (Ra=82) y una temperatura de color confortable (2700ºK blanco cálido). Además, son lámparas con 12.000 horas de vida media, por lo que duran 12 veces más que la lámpara incandescente que sustituye y además permite ahorrar energía y evitar emisiones de CO2 durante unos 11 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *