El Gobierno balear impulsa proyectos de investigación para aprovechar las posibilidades energéticas del hidrógeno

PALMA DE MALLORCA, 29 (EUROPA PRESS)

El Ejecutivo Balear está estudiando nuevas líneas de investigación en el marco de la Unión Eueropea acerca de las aplicaciones enérgéticas del hidrógeno, con el objetivo de adoptar en las islas un modelo de consumo sostenible, aprovechando la “energía solar y la eólica” del archipiélago, destacó ayer el director general de Energía, Jaume Sureda.

Coincidiendo con la Feria de la Ciencia, que está desarrollándose estos días en el recinto de Ferias y Congresos de Baleares, se presentó la nueva Asociación Balear de Hidrógeno, una entidad creada para difundir la importancia del elemento como recurso energético y de las pilas de combustible que se pueden desarrollar con él, capaces de proporcionar electricidad y agua caliente.

Al respecto, Jaume Sureda destacó las aplicaciones del hidrógeno en la generación de energía eléctrica y como carburante para el transporte, “apostando por un modelo alternativo al petróleo”, como una energía alternativa en la propulsión de vehículos.

Sobre la aplicación de la tecnología del hidrógeno en el transporte, uno de los miembros de la Asociación Balear de Hidrógeno, Manuel Obispo, se refirió a la flota de 158 vehículos que hay en Europa actualmente. No obstante, se espera que el inicio de un mercado masivo de hidrógeno en el transporte por carretera tenga lugar entre el 2015 y 2020, afirmó.

Por su parte, la Ingeniera Industrial Técnico de I+D+I, Cristina Parrado, destacó que el hidrógeno está ampliamente reconocido como un vector energético “flexible y respetuoso con el entorno”, que afecta a la reducción de las emisiones de gases del efecto invernadero, y que, según dijo, supone un sistema de “suministro energético seguro, y muy limpio”.

Se espera que la penetración en el mercado sea impulsada inicialmente por el sector de las aplicaciones en pequeña electrónica portátil, para que más tarde, en el año 2020, se abran líneas de mercado destinadas a la cogeneración de calor y electricidad aplicadas a viviendas individuales y pequeños comercios.

No será hasta el 2050 cuando se pueda disponer de hidrógeno de manera ámplia y a un precio competitivo en todos los países industrializados, y no sólo funcionará como combustible para el transporte, sino que se utilizará también como un complemento al sistema de generación de electricidad partiendo de fondos de energía renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *