La diálisis se dirige hacia nuevas técnicas y la individualización del tratamiento, según un experto

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El futuro de la diálisis está encaminado hacia las nuevas técnicas convectivas (que utilizan el movimiento convectivo de las moléculas que hay que eliminar) y la individualización del tratamiento, señala en un comunicado el facultativo especialista del Área de Nefrología y responsable hospitalario del Proceso Asistencial de la insuficiencia renal, diálisis y trasplante del Hospital Universitario San Cecilio de Granada y presidente de la Sociedad Andaluza de Nefrología, el doctor Juan García-Valdecasas. “Quizás lo suyo sea estar dializándose en su propia casa mientras está en zapatillas oyendo el telediario y viendo la película en casa, incluso con anuncios, para que el tratamiento y la película acaben al mismo tiempo”, afirma el doctor.

Según la Sociedad Española de Nefrología (SEN), se trata de apostar por un buen tratamiento de diálisis que procure necesariamente una buena calidad de vida, con mínima repercusión durante el tratamiento y fuera de él.

En la actualidad, está en marcha un estudio mundial para valorar y comparar indicadores de calidad en Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Inglaterra, Italia y España. El estudio “permite apreciar que España tiene un excelente nivel de diálisis, superando a países como Inglaterra, Alemania e incluso EE.UU.”, señala el doctor García-Valdecasas.

“Las técnicas que utilizan el movimiento convectivo de las moléculas que hay que eliminar (como las técnicas de hemodiafiltración on-line) son más completas y aportan mejor calidad de vida que las técnicas difusivas clásicas, por lo que el futuro es la implantación y mejora de estas técnicas convectivas”, asegura el especialista.

Sin embargo, el dilema está ahora sobre si la diálisis debe ser larga, diaria o ambas. Por un lado, los estudios que se realizan sobre diálisis de larga duración (8-10 horas) o diálisis todos los días notifican que desaparecen la mayoría de las complicaciones habituales de los pacientes, corrigen perfectamente la hipertensión arterial, las complicaciones neurovegetativas… Por el contrario, el enfermo demanda estar en diálisis menos horas y menos veces. Para compaginar ambas situaciones hay que individualizar, puntúa el doctor, y no tratar a todo el mundo por igual. “Posiblemente algunos pacientes prefieran estar lo más perfectos posibles sin importarles el tiempo de tratamiento, y otros pacientes prefieran más libertad”, advierte por último.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *