Un experto asegura que los pequeños vertidos dañan más las rías gallegas de lo que lo hizo el Prestige

La marea negra centrará una de las jornadas de un congreso oceanográfico que se celebra en Vigo

VIGO, 19 (EUROPA PRESS)

El investigador de la Universidad de Vigo y miembro del comité organizador del X Congreso Internacional de Oceanografía del Golfo de Vizcaya, Ricardo Prego, aseguró hoy que, desde el punto de vista de las consecuencias para el ecosistema, causan más daño los vertidos y limpiezas de sentinas que se producen a diario, que una catástrofe “ocasional” como fue la del Prestige.

Prego, que coordinará las ponencias de este congreso relacionadas con la marea negra, explicó que, “hasta cierto punto, el Prestige ya es pasado”. En ese sentido, declaró que, aunque el accidente fue importante, los sistemas medioambientales “se van recuperando rápidamente”.

El investigador de la Universidad de Vigo señaló que, lo que hace daño a las costas gallegas no son los “eventos catastróficos ocasionales”, en referencia a la marea negra producida tras en hundimiento del petrolero, sino las actividades que se desarrollan frente al litoral día a día.

Así, advirtió de que los “pequeños vertidos constantes a lo largo del tiempo” y los restos de las limpiezas de sentinas y depósitos de los barcos, son “mucho más dañinos”, especialmente para la riqueza de la plataforma gallega. Prego recordó que, para evitar este tipo de contaminación, hace falta una “vigilancia constante”, por medio de aviones o satélites.

Por otra parte, Prego recordó que todo el litoral del Golfo de Vizcaya está afectado por un mismo sistema de corrientes, de modo que “lo que pasa en las costas gallegas puede afectar a Portugal y a Francia”.

Este científico explicó que la corriente conocida como “de Navidad”, fue la culpable de que los restos de la marea negra hubiesen llegado tan lejos, ya que arrastra agua desde Portugal, pasando por Galicia, todo el litoral cantábrico, las costas francesas, y continúa hasta Escandinavia.

CONGRESO INTERNACIONAL

Entre hoy y el próximo viernes, unos 150 expertos, un tercio de ellos relacionados con el mundo de la pesca, presentarán unos cien relatorios que abarcarán, además de las consecuencias de la catástrofe del Prestige, los diferentes ámbitos que se investigan en un laboratorio marítimo como son la circulación de las corrientes, la geología marina, la química, el plancton, los estudios bentónicos, las pesquerías, la circulación y el transporte.

En la jornada de hoy se abordarán cuestiones relacionadas con la contaminación química del mar, bajo la coordinación del investigador de la Universidad de Bretaña, Ricardo Riso. Los ponentes hablarán, entre otras cosas, de la presencia de plomo en las aguas marinas, y demostrarán, como explicó Riso, que los aportes de plomo procedentes de la atmósfera son diez veces mayores que los que llegan a través del agua dulce, y es que siempre se pensó que eran los ríos contaminados los que trasladaban esa polución al mar.

Además de la contaminación por plomo, también se estudiarán otro tipo de elementos afectados por los metales, como es el caso de los sedimentos, que se extraen utilizando técnicas analíticas muy avanzadas y, según Riso, “muy caras”. En todo caso, el investigador, de origen uruguayo, recalcó que el Golfo de Vizcaya ” no tiene una polución crítica” en cuanto a metales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *