La lince Esperanza da a luz a dos cachorros en el Centro de Cría en Cautividad de El Acebuche, en el Parque de Doñana

HUELVA, 16 (EUROPA PRESS)

La lince Esperanza alumbró en la noche de ayer, en parto natural, a dos cachorros en el Centro de Cría en Cautividad de El Acebuche, en el Parque de Doñana (Huelva).

En declaraciones a Europa Press, el secretario de Conservación de la Naturaleza de Ecologistas en Acción, Javier Moreno, precisó que hasta el momento, se desconoce el sexo de ambos cachorros, que serán sexados aproximadamente dentro de una semana.

Asimismo, destacó que los técnicos del Centro de Cría en Cautividad de El Acebuche vigilan el comportamiento de la madre de las crías, “por si hay algún problema y le tienen que retirar los cachorros”.

De esta manera, los técnicos del centro consiguen que otra hembra diferente a Saliega, que gestó en 2005 y el pasado 24 de marzo, alumbre a otros dos cachorros que serán incorporados al Centro de Cría en cautividad para recuperar la especie, en peligro de extinción.

Las primeras fotografías de las nuevas crías podrán ser vistas “en breve”, según apuntó Moreno, quien precisó que, en lugar del parto se encuentra instalado un sistema cerrado de televisión que “seguramente” habrá grabado el acontecimiento.

El miembro de Ecologistas en Acción valoró “muy positivamente” el nacimiento de estos dos cachorros y felicitó a los técnicos del Centro de Cría en Cautividad del Acebuche “por la excelente labor que están llevando a cabo y los éxitos que está logrando”. En este sentido, dijo esperar que el centro de cría de la Junta de Andalucía situado en Jaén “empiece a recibir animales porque el Acebuche se está quedando pequeño para pronto tener dos centros específicos que estén produciendo linces”.

ULTIMOS ALUMBRAMIENTOS

Saliega, la lince que el pasado año parió a tres cachorros en el Centro de Cría en Cautividad del Lince Ibérico de El Acebuche, en Huelva, dio también a luz el pasado 24 de marzo a dos nuevas crías.

Fue el 28 de marzo del pasado año cuando nacieron en estas instalaciones situadas en el Parque Nacional de Doñana tres cachorros de lince, llamados Brisa, Brezo y Brezina, que falleció tras una pelea con su hermano. Se trató de un hecho “histórico”, según coincidieron las administraciones y las entidades ecologistas al ser la primera vez que se lograba el nacimiento de linces en cautividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *