EE.UU.- Detectan un nuevo factor de riesgo que eleva la posibilidad de cáncer de mama en afroamericanas e hispanas

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las mujeres menores de 50 años de origen afroamericano o hispano que padecen carcinoma ductal in situ (DCIS), ven incrementado el riesgo de desarrollar tumores invasivos de mama en fase avanzada, según un estudio que publica el último número de “Cáncer”, la revista de la Sociedad Americana contra esta enfermedad.

Este nuevo estudio, realizado en mujeres con cáncer en fase temprana, ha identificado nuevos patrones y factores de riesgo para la enfermedad invasiva, que podrían influir en el tratamiento que deben recibir. Además, del caso citado, el estudio muestra que las mujeres con carcinoma lobular in situ (LCIS), tienen más riesgo de ver empeorada su enfermedad, de lo que se pensaba hasta el momento.

Las denominadas lesiones in situ (DCIS y LCIS), son un tipo de cáncer celular que todavía no ha invadido los tejidos adyacentes. La detección de este tipo de enfermedades ha aumentado en 7 veces desde la década de los 80, según las estadísticas de Estados Unidos. Los expertos creen que este incremento se debe, principalmente a que cada vez se hace un mayor número de mamografías y biopsias de mama.

No obstante, la importancia de este tipo de lesiones en la evolución del cáncer de mama todavía es objeto de estudio por parte de los expertos en la materia. En la actualidad, los datos disponibles indican que los carcinomas DCIS y LCIS tiene una diferente evolución clínica y, en consecuencia, deben recibir un tratamiento diferente.

MASECTOMÍA BILATERAL EN PACIENTES DE ALTO RIESGO

Los oncólogos recomiendan practicar la cirugía sobre el carcinoma DCIS, ya que se considera un precursor del cáncer invasivo de mama. Por su parte, en el caso del carcinoma LCIS, los expertos optan por realizar una observación tras la biopsia, al considerar que tiene menor riesgo de derivar en cáncer invasivo.

Los últimos estudios han mostrado que el carcinoma LCIS también podría suponer un riesgo de desarrollo de tumores invasivos contralaterales, lo que haría necesario llevar a cabo una masectomía bilateral en pacientes de alto riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *