Bernat Soria afirma que el objetivo de la investigación con células madres es “el máximo bienestar con el mínimo riesgo”

BADAJOZ, 10 (EUROPA PRESS)

El director del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (CABIMER), Bernat Soria, considera que las investigaciones sobre células madre y la ética en la que deben basarse, tienen como fin último compatibilizar “el máximo bienestar con el mínimo riesgo”.

Bernat Soria realizó estas declaraciones en la tarde del viernes en Badajoz antes de pronunciar la conferencia “Células Madre: El futuro de la Medicina Regenerativa”, en la que explicó las posibilidades de las células madre en la práctica médica y los ensayos clínicos, tanto las de origen adulto como embrionario, dentro de un ciclo organizado por Caja Extremadura en la conmemoración de su primer centenario.

Soria dedicó parte de su disertación a las investigaciones con células madre adultas en regeneraciones óseas y de la córnea ocular, así como las aplicaciones actuales en animales con las de tipo embrionario, que sirven para indicar cuál pude ser su futura aplicación.

Sobre los contenidos que debe tener una futura ley que regulará todo este tipo de investigaciones, el doctor Soria afirmó que se trata de un debate ético que “debe tener límites como en cualquier otro ámbito profesional”, pero dijo defender una ética laica que integre a todos, “sin ir en contra de ninguna religión e incorporando valores sociales”, y sirva para conseguir una mayor calidad de vida global.

Para Soria este tipo de problemas éticos surgen en las personas que buscan cambios dentro de las sociedad como forma de progreso para adoptar la mejor solución posible.

MEDICINA REGENERATIVA

El doctor Soria se refirió también a la denominada medicina regenerativa, basada en la reprogramación de los núcleos de células de un individuo adulto, el propio paciente, para que adquiera propiedades de una embrionaria y devolverla sus propiedades originales, de forma que pueden usarse como una de éstas con gran capacidad de diferenciación y proliferación.

Esta especialidad incluye también todos los usos de las células madre y su conocimiento derivado para regenerar tejidos directamente en los pacientes, sin necesidad de usar, “en un futuro”, dijo Soria, embriones o transferencia nuclear.

Así podrán curarse enfermedades degenerativas en las que se pierden de funciones, como diabetes, parkinson, alzheimer, o las lesiones de la médula espinal o lesiones musculares, desde la infancia a la tercera edad, dando mayor calidad de vida.

Por último Bernat Soria explicó que en el CABIMER actualmente se trabaja en el campo de la medicina regenerativa con base molecular y nuclear, sobre todo diabetes, alzheimer y cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *