Un equipo con la tecnología más avanzada del Mediterráneo estudiará el barco hundido entre Ibiza y Formentera este año

IBIZA, 03 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Consell Insular, Joan Marí Tur, dio hoy a conocer hoy los resultados de la reunión mantenida el pasado viernes entre diferentes expertos internacionales del mundo submarino sobre el pecio romano encontrado a 80 metros bajo el mar entre Ibiza y Formentera, donde se acordó que un equipo de unas 12 personas inicie este mismo año el estudio del barco.

Así, ésta será la primera ocasión en la que se lleve a cabo un estudio como este en todo el mar Mediterráneo, por el servicio técnico tan caro y avanzado y con especialistas del medio tan importantes, destacó Marí Tur.

Entre los estudiosos de la materia que compondrán el equipo, se encuentran miembros del Centro de Arqueología Subacuática de Catalunya, como el Dr. Xavier Nieto; del Chercheur du Deparement des Recherches Arquéologiques Subaquatiques et Suous-Marines de Francia, como los doctores Luc Long o Pierre Drap; el arqueólogo y técnico del Consell Insular, el Dr. Joan Ramón, miembros del laboratorio de robótica de la Universitad de Girona, los doctores Rafael García o Pere Ridao y otros cuatro miembros de la empresa Argomaris, encargada del cubrir el descubrimiento (Josep Quera, Neus Abad, Manel Matés y Jordi Monjo).

Según los expertos, “una intervención adecuada y científica en esta profundidad sólo es viable con la robótica aplicada a la arqueología moderna”. El presupuesto, que aportarán entre el Consell, el Govern Balear, Argomaris y los mecenas que puedan encontrar, será elevado, “dado que además de estudiar este encuentro también se ampliará el perímetro de la búsqueda por la intuición de poder encontrar otros barcos por la zona”, remarcó el portavoz, quien destacó que harán todo lo posible por asumirlo, a pesar de que sea caro.

Por otro lado, Marí Tur anunció que las coordenadas del descubrimiento “no se van a hacer públicas por el momento, para evitar actividades clandestinas que puedan dañar alguno de los importantes tesoros arquitectónicos que allí se ubican”.

En la reunión también se acordó que las piezas que pueden ubicarse en el pecio, como ánforas, restos del casco, vajillas o herramientas, se trasladarán, en un principio, a Girona para su correcto tratamiento, aunque Joan Marí Tur garantizó hoy que los descubrimientos “yacerán finalmente en las Pitiusas, seguramente en el museo de Formentera”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *