Investigadores del IMEDEA participan en la creación de un sistema europeo para detectar las corrientes de los océanos

PALMA DE MALLORCA, 1 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) participan en la creación de un sistema europeo avanzado de monitorización de los océanos, que permitirá detectar las corrientes, el nivel del mar, la temperatura o la salinidad.

Además, este sistema también ayudará a valorar parámetros biológicos y relativos a los ecosistemas marinos. La intención es que también sirva para realizar estudios de cambio climático y ayudar en la intervención en accidentes o vertidos, previsión sobre el estado del mar y tareas de seguridad marítima, según informaron a Europa Press fuentes del CSIC.

La creación de este sistema de monitorización se incluye en el proyecto MERESA, que tiene un presupuesto de 24 millones de euros y que cuenta con la participación de 54 grupos de investigación en toda Europa. El grupo del IMEDEA, dirigido por Joaquín Tintoré, profesor del CSIC, trabaja en la aplicación de planeadores submarinos para monitorizar en tiempo real el estado del mar.

Estos artefactos son vehículos submarinos autónomos que incorporan sensores y están diseñados para observar el interior de amplias zonas oceánicas a un coste mucho menor que los buques oceanográficos y anclajes.

La localización de estos planeadores submarinos se realiza mediante GPS cuando éste se encuentra en la superficie del mar, donde también se realiza la transmisión de datos entre este artefacto y el laboratorio.

El instrumento, diseñado por este instituto, situado en las Islas Baleares, tiene una capacidad para realizar inmersiones hasta los 200 metros de profundidad y puede permanecer en el mar hasta 40 días sin soporte humano y actualmente está siendo utilizado para proporcionar datos en tiempo real, sobre las corrientes marinas existentes en el litoral de Mallorca.

Por su parte, el grupo del Instituto de Ciencias del Mar dirigido por Jordi Font, investigador del CSIC, trabaja en el uso y la validación de técnicas de teledetección. Por ello, cuentan con un método de datos que permite obtener de forma instantánea el campo de velocidades de la superficie del océano a partir de imágenes térmicas de la superficie del mar.

Este nuevo método permite detectar de forma muy precisa y en tiempo real, corrientes marinas, remolinos o pequeños frentes, así como su velocidad y evolución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *